En el nuevo documental de Netflix “Cuando conocí al Chapo” que habla sobre la actriz Kate del Castillo se revelan ciertas etapas de su vida personal que nunca habían sido contadas, como es el caso de la relación que tuvo con el narcotraficante El Chapo Guzmán, así como su paso por Televisa y los encuentros que tuvo con el actor estadounidense Sean Penn.

En el documental la actriz asegura que en Televisa, donde trabajó 10 años y grabó 10 telenovelas, siempre la encasillaron en el mismo papel y acusa que recibió un trato denigrante por parte de la empresa, por lo que se vio obligada a dejar esa televisora y buscar nuevas oportunidades.

La actriz cuenta que en una ocasión directivos de la empresa le ofrecieron ir a entretener a unos señores desconocidos, pero ella no aceptó y se negó asistir a la reunión, pues le habían pedido ir sola sin su novio, que en aquel entonces era el también actor Ari Telch.

“La propia empresa te sexualizaba en ese entonces de una manera muy fuerte, que en ese momento yo no lo entendía, pero sí me molestaba”, explica Kate en el documental.

Del Castillo recuerda que cuando era invitada a alguna reunión con publicistas era como sentirse privilegiada, ya que ellos son quienes meten el dinero en las producciones de la televisora y pagan por los tiempos aire de las actrices.

Las declaraciones de la actriz durante el documental son apoyadas por el productor de televisión Epigmenio Ibarra, quien afirmó que en ese entonces las mujeres tanto de telenovelas como en las relaciones laborales eran tratadas como objetos, algunas de ellas eran obligadas a otorgar favores sexuales a cambio de un protagónico en las producciones.

Texto originalmente publicado por: Mientras Tanto de México