• El periodista especialista en temas de seguridad, José Reveles, señala que la detención del llamado “narco de narcos”, desatará una violencia entre los cárteles mexicano

Expansión Política

José Reveles, periodista especialista en temas de seguridad, considera que tras la detención de Rafael Caro Quintero, ocurrida este viernes en Choix, Sinaloa , las autoridades mexicanas realizarán una extradición “fast track” a los Estados Unidos del líder del desaparecido Cártel de Guadalajara.

“México no lo quiere acá (en territorio nacional)”, dijo a Expansión Política, al destacar que luego de la liberación de Caro, el 7 de agosto de 2013, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el gobierno estadounidense reclamó.

“La extradición tendría que ser muy rápida…hay que recordar que se fue por la ‘puerta grande’ (por el penal de Puente Grande, Jalisco) con todas las de la ley, ganando amparos y otros recursos legales, hace nueve años, en 2013”, detalló el especialista.

Caro Quintero salió por su propio pie de madrugada, “casi fue un sabadazo”, luego de que había ganado diversos recursos “y las autoridades (mexicanas) no se dieron cuenta que se les iba, pero se le fue”, comentó Reveles.

Fue así que la Administración de Control de Drogas, (DEA, por sus siglas en inglés) “se inconformó porque también ‘se les fue’ y desde entonces pidió su orden de aprehensión con fines de extradición. Es por ello –añadió Reveles– que México no se va a quedar con Caro Quintero, pues las acusaciones están en Estados Unidos.

Su liberación

Rafael Caro Quintero, de 69 años, acusado de la muerte del agente de la DEA, Enrique “kiki” Camarena, en Guadalajara, Jalisco, el 9 de febrero de 1985, fue liberado en 2013 luego de que un juez argumentó que se violaron sus derechos humanos, debido a que fue procesado y sentenciado por un delito federal.

Sin embargo, en 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió revocar el amparo que le otorgó un Tribunal colegiado de Jalisco, bajo el argumento de que fue correcto y constitucional que haya sido enjuiciado por delitos federales.

“Lo que alegó Caro Quintero, y por eso salió libre, es que cuando lo condenaron por este asesinato de Kiki Camarena la pena máxima eran 30 años y a él le clavaron 40. Entonces apeló y a los 28 años lo liberaron”, detalló el periodista.

La detención desatará violencia

Rafael Caro Quintero negó estar activo, pero tras su liberación “volvió a las actividades ilícitas porque era lo que más le convenía. A él no le convenía andar solitario, a salto de mata. Él actuó como lo que era: un capo y, por tanto, volvió a tomar territorio”, narró Reveles

Caro dominó parte de Sonora, parte del llamado “Triángulo dorado”, entre los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa. Además, añade el especialista, se movió por “todo lo que es Nayarit, Colima, parte de Jalisco, cerca de Puerto Vallarta. Toda esa zona la dominaba Caro Quintero”.

Para el autor de “El Chapo: entrega y traición”, la detención del llamado “narco de narcos”, desatará una violencia entre los cárteles mexicanos.

“Ahora me temo que se va a desatar la violencia por ocupar ese vacío que él está dejando”, advirtió.

Detalló que Rafael Caro Quintero se mantuvo cercano a Ismael “El Mayo” Zambada, quien heredó el cártel de Sinaloa, tras la detención de Guzmán Loera.

“Aunque no estaba aliado con él, ‘El Mayo’ le permitió actuar. Los que están inconformes son ‘los Chapitos’, porque de alguna manera quieren ser los jefes del cártel, pero, primero, no pueden porque son muy jóvenes, no tienen la experiencia de ‘El Mayo’”, dijo.

“No se hereda un liderazgo por sangre, por actividad. Han estado muy activos. Apenas aquí en Topilejo (Alcaldía Tlalpan) acaban de capturar una célula de ellos. Ya vinieron a tratar de instalarse donde antes dominada Arturo Beltrán Leyva (líder del cártel de Los Beltrán-Leyva, muerto en 2009 en un enfrentamiento con la Marina)”, añadió.

Caro Quintero siempre negó crimen de Camarena

De acuerdo al también autor de El Affair Cazes: La Indignante Invención de culpables en México, Rafael Caro Quintero siempre negó que haya cometido el crimen de Camarena, “pero la DEA dice que lo cometió no solo Caro Quintero sino Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Don Neto”.

“En Estados Unidos no hay duda: el Gobierno de Estados Unidos tiene en la cabeza que Caro Quintero es un criminal que acabó con un agente de la DEA y ni siquiera mencionan al piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar que era el que transportaba a Camarena”, apuntó.

José Reveles comenta que detrás del asesinato del agente de la DEA se escribe también “una historia muy oscura”:

“Se dice que Camarena denunció lo que era el Rancho El Búfalo que manejaba justamente Caro Quintero. Ese rancho servía como una agroindustria productora de marihuana para venderla –con permiso de México y de Estados Unidos– en el mercado internacional y con ese dinero comprar armas para los contras nicaragüenses”.

“Hay todo un asunto enredado, en donde Estados Unidos también tiene cola que le pisen. Hay quien asegura que a Camarena lo mató la propia DEA, lo dicen algunos agentes de la DEA en el Libro de J. Jesús Esquivel (La CIA, Camarena y Caro Quintero. La historia secreta)”.

Se trata, puntualiza el comunicador, de “cosas por las que ya pasó mucha agua por debajo de los puentes; ahora se van a ensañar con Caro Quintero. Él va a ser extraditado, él se va a morir en Estados Unidos”.