En medio de un cúmulo de emociones, los 16 participantes sacaron sus mejores dotes como cocineros con tal de permanecer en este reality 

 Mino D’Blanc

 

La noche del viernes 17 de septiembre se transmitió la quinta transmisión de MasterChef Celebrity y que tuvo como situación especial el destacar que la cocina mexicana surgió del mestizaje en un proceso de descubrimiento, seducción y pasión por el encuentro de dos culturas. El aporte cultural de la noche estuvo a cargo de Arte y Cultura del Centro Salinas Pliego. 

En medio de un cúmulo de emociones, los 16 participantes sacaron sus mejores dotes como cocineros con tal de permanecer en este reality. 

La contienda comenzó cuando los famosos recibieron las ya conocidas “Cajas misteriosas” que contenían todos los elementos para la preparación de caldo de piedra, un platillo originario del estado de Oaxaca. En dicha entrega las celebridades también tenían que convencer el paladar del chef Fernando Stovel, invitado especial de la noche. 

La creatividad y la intuición de las celebridades no se hizo esperar y en los 60 minutos de preparación, los chefs se encontraron con propuestas muy interesantes. Los platillos más prometedores y llamativos para los chefs fueron los de “Choco”, Stephanie Salas y Laura Flores, quienes fueron las primeras en pasar al frente para presentar su guiso. Tanto “Choco” como Laura recibieron excelentes comentarios para sus “Guata Neri Consu Prehispánico” y “Mi México me abraza” respectivamente. A Stephanie no le fue muy bien con su “Acapulquel” debido al exceso de limón. David Salomón presentó “Lec de olvido” en el cual usó como ingrediente clave naranja agria, pero al degustar los chefs, coincidieron en que había exceso de cítrico. Laura Zapata le puso a su platillo el nombre de “Eva la prehispánica” en honor a su querida abuela, mismo que resultó exitoso para el paladar de los chefs, quienes lo describieron como sabores perfectos y en armonía. El último elegido por los chefs fue Aristeo Cazares quien presentó “Camarón que se duerme se lo lleva la corriente” y aunque recibió buenos comentarios, estaba ligeramente pasado de sal. Al concluir dicha etapa, los chefs deliberaron que las 3 ganadoras del primer reto llamado “La conquista del sabor” eran Laura Flores, “Choco” y Laura Zapata, al preparar las mejores sopas de piedra. Ante el triunfo del poder femenino, las famosas obtuvieron la capitanía de los equipos para el siguiente reto, siendo Laura Flores la cocinera del plato más sobresaliente en este trío obtuvo el beneficio de elegir el platillo a cocinar en el segundo reto de la noche. 

“La mesa de Carlos V” fue el segundo reto. Los 3 platillos fueron “Perdices de San Lorenzo”, “Bacalao en ajada” –cabe mencionar que era el platillo preferido de la reina Isabel- y “Atún en escabeche” que es representativo de la cocina medieval. Para dicha etapa, se formaron tres equipos que fueron asignados por los colores rojo, amarillo y azul. Los integrantes de cada escuadra se eligieron al azar mediante una dinámica con figuras prehispánicas. 

El equipo rojo fue comandado por Laura Flores y estuvo integrado por Paco Chacón, Stephanie Salas, Germán Montero y Dalú. La capitana hizo válida su recompensa del primer reto y eligió preparar “Bacalao en ajada”. Por su parte, el equipo amarillo fue liderado por Laura Zapata y lo conformaron Mauricio Islas, Paty Navidad, Aída Cuevas y Aristeo Cazares; la actriz capitana optó por “Atún en escabeche”, por lo que al equipo azul capitaneado por “Choco” y en el que participaron David Salomón, Alicia Machado, Bebeshita y Tony Balardi le tocó preparar “Perdices de San Lorenzo”. Las tres escuadras tuvieron 60 minutos y mercado abierto para preparar su guiso. 

Las celebridades tuvieron algunas diferencias al preparar su platillo en equipos. En la escuadra azul, Alicia Machado y Choco no lograron ponerse de acuerdo en la preparación de unas papas como guarnición de sus “Perdices de San Lorenzo” y Tony Balardi sintió que no era tomado en cuenta por el resto del equipo.

Al culminar el tiempo de preparación las capitanas presentaron su platillo para degustación de los chefs. El equipo rojo recibió buenos comentarios en general, aunque el chef Herrera percibió un poco salado el bacalao. El equipo amarillo presentó un atún en escabeche con punto de cocción ligeramente pasado y el nivel de acidez estaba por debajo de lo que se necesitaba; además había exceso de romero y en cuanto a la presentación, cometieron el error de no servir el filete completo. Por su parte, el equipo azul presenta su platillo sin un término de cocción completo, a esto los chefs lo denominan un error garrafal.

Por tanto, los chefs deliberaron que los equipos que debían subir al balcón y se salvaban del reto de eliminación fueron el rojo y el amarillo. 

Los integrantes del equipo azul, comandado por “Choco” recibieron los delantales negros y pasaron directo al reto de eliminación, titulado “La mesa de Hernán Cortés” y que consistió en preparar carnitas acompañadas de una salsa frutal. Las frutas a considerar fueron mamey, tuna y zapote. Laura Flores fue la encargada de asignar la fruta con la que cada integrante prepararía la salsa de sus carnitas. De esta manera, la línea de expulsión de esta entrega se conformó por “Choco”, David Salomón, Alicia Machado, José Joel, Tony Balardi y Bebeshita. 

“Choco” fue la primera en presentar su platillo al que tituló “carnitas miss abuela” acompañadas de una salsa de zapote, las cuales convencieron y gustaron a los chefs, por lo que recibió comentarios favorables. Tony Balardi demostró su talento con su guiso “carnitas a la Cuevas” acompañadas de una salsa de tuna, platillo que dedicó a su compañera Aída Cuevas; la chef Betty aseveró que eran las mejores carnitas que había probado. David Salomón nombró a su platillo “carnitas Cancún” y que fue acompañado de salsa de zapote; recibió buenos comentarios en general.

El momento de tensión no se hizo esperar cuando Bebeshita presentó su guiso “carnitas albondiguita” con salsa de tuna, pero no consiguió acertar ya que la carne estaba seca y la salsa muy líquida. Alicia Machado cocinó “carnitas Zona Rosa” con salsa de mamey, pero tampoco le fue bien, ya que a consideración de los chefs su salsa estaba muy pastosa. José Joel guisó “carnitas ahumadas a la “si me dejas ahora” con salsa de mamey, mismas que no convencieron a los expertos, ya que consideraron que la carne estaba sobre cocida y la salsa también estaba demasiado espesa, lo que lo conllevó a ser el quinto eliminado de MasterChef Celebrity El cantante y actor en medio de profunda nostalgia y agradecimiento, entregó su delantal.