Por: Eduardo Sánchez

Uno de los estándares del Gobierno de José Juan Espinosa Torres ha sido el de mejorar las normas de convivencia, sin embargo, parece haber dejado atrás esta idea luego de las múltiples rencillas con dirigentes estatales de Morena -partido al que se encuentra afiliado-, así como la irrupción en una asamblea, razón por la que se analiza su salida del partido. El edil ha señalado que, para mantener un Gobierno armónico y una “ciudad bien”, ha exhortado a los cholultecas a respetar el orden social, pero esto parece no aplicar en sí mismo, luego de haber irrumpido con acarreados y trabajadores del Ayuntamiento una asamblea distrital en la que se elegirían los aspirantes a edil y diputado local de Morena, denunciando irregularidades en el padrón. Con la acusación de haber sido “cepillado” del padrón de militantes sin razón alguna y cerrarle el paso a buscar cualquier puesto de cargo popular, el edil ha declarado que los dirigentes estatales le han cerrado las puertas por creerse dueños del partido. El dirigente estatal de Morena, Gabriel Biestro, declaró que, tras la irrupción en la asamblea y las múltiples declaraciones de José Juan, se ha iniciado una carpeta de investigación en la cual se  analiza si permanecía en el partido.

Programas sociales

Durante su último informe de labores, José Juan resaltó la creación de programas sociales propios, pero ya existe una denuncia ante el Tercer Juzgado del Distrito en la que se señala incumplimiento en el programa “Tú eres Cholula”. Dicho programa aseguraba a los habitantes de la cabecera municipal, barrios y juntas auxiliares a obtener de manera gratuita su ciudadanía en calidad de poblano y su constancia de vecindad con el fin de crear vínculos de identidad con la región. Pese a esta acción de Gobierno, en la que el mismo edil habló para exhortar la participación, señalaron haber hecho un pago de 120 pesos, además de que se les negó dicho documento.

Incumplimiento con cholultecas

José Juan ha señalado estar al tanto de las necesidades de los habitantes, pero en ellos aún pesa aquel acto de abuso de poder cuando un joven, identificado como Ricardo Cadena, fue asesinado por un policía. Tras el incidente, el funcionario buscó sanar esa herida, comprometiéndose públicamente a la construcción de un skatepark en memoria del joven. Un año después, el secretario general de San Pedro Cholula, Ignacio Molina Huerta, negó que el Ayuntamiento haya prometido la construcción de un memorial.Se alegó la falta de un documento firmado por el presidente municipal para corroborar el compromiso, por lo que el hecho pasó al olvido.