La cepa detectada en India ya representa un 26% de los casos de coronavirus registrados en el país. El gobierno impuso la obligación de hacer una cuarentena de cinco días a los ciudadanos procedentes del Reino Unido, donde la variante causó un resurgimiento de casos

 “Es la variante más rápida, y puede afectar fácilmente a los más vulnerables”, insistió por su parte el director de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

 Una investigación de PHE, una agencia del departamento de Salud del Reino Unido, descubrió que la variante Delta está asociada con un 64% más de posibilidades de transmisión en el hogar en comparación con la variante Alfa.

La variante Delta del coronavirus, detectada en la India, es la que se transmite con mayor velocidad, y puede aprovechar la relajación de las medidas de prevención sanitaria en muchos países para expandirse, advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Infobae

La variante Delta ya representa un 26% de los casos totales de coronavirus registrados en Italia, lo cual convierte al país en el quinto en el mundo por circulación de esta cepa detectada por primera vez en India.

El porcentaje se desprendió de un análisis publicada por el diario británico Financial Times a partir de las secuencias genéticas del virus depositadas en la base de datos genéticos internacional Gisaid y en los datos del instituto de investigación belga Sciensano. Las estimaciones también indican que la variante Delta ya es dominante en Gran Bretaña y Portugal, donde la circulación es del 98% y 96%, respectivamente. Le siguen Estados Unidos con un 31%, Italia (26%), Bélgica (16%), Alemania (15%), Francia (6,9%).

El dato italiano sería mucho mayor a la última cifra reportada por el Instituto Superior de Salud (ISS), el grupo de expertos que asesora el gobierno, que estimó en un 1% la circulación de la nueva variante en el país.

El análisis del Financial Times también indica que en Gran Bretaña, Portugal y Rusia el aumento en la difusión de la variante Delta corresponde a una disminución progresiva en la circulación de la variante Alfa (B.1.1.7), detectada por primera vez en el Reino Unido. Esto por el momento lo mismo no ocurrió en Estados Unidos, Italia, Bélgica y Alemania, donde la variante Alfa todavía parece ser la dominante.

Por otro lado, aún quedan para aclarar los motivos del diferente ritmo al que se está extendiendo la variante Delta en Europa. Por el momento, los expertos coinciden en que una de las principales contramedidas es acelerar las campañas de vacunación para ralentizar la circulación del virus tanto como sea posible. “Hay un mensaje que todos debemos tener muy claro: no se acabó”, dijo al Financial Times el virólogo Bruno Lina, de la Universidad ‘Claude Bernard’ de Lyon.

Una cepa más contagiosa

Mucho más contagiosa que la variante Alfa, que apareció a finales de 2020 en Kent, en el sureste de Inglaterra, Delta empezó a propagarse sobre todo en el noroeste inglés antes de extenderse por el resto del Reino Unido, especialmente entre los jóvenes aún no vacunados con la primera de las dos dosis del preparado.

Una investigación de PHE, una agencia del departamento de Salud del Reino Unido, descubrió que la variante Delta está asociada con un 64% más de posibilidades de transmisión en el hogar en comparación con la variante Alfa.

Maria Van Kerkhove, directora técnica de Covid-19 de la OMS, también dijo en Twitter que la variante Delta es más transmisible que la variante Alfa y el coronavirus original.

A esta variante se atribuye el reciente resurgimiento de casos en países como el Reino Unido, a pesar del buen ritmo del plan de vacunación de la población, y Rusia.

Debido a esta situación, el gobierno de Boris Johnson decidió aplazar cuatro semanas, hasta el 19 de julio, el levantamiento de las últimas restricciones, mientras las autoridades rusas declararon obligatoria la vacunación y evalúan dictar nuevas cuarentenas.

Por su parte, Italia impuso la obligación de hacer una prueba anti-coronavirus y una cuarentena de cinco días a los ciudadanos procedentes de Gran Bretaña y amplió la prohibición de entrar en el país a ciudadanos que lleguen de IndiaBangladesh Sri Lanka. 

 

La OMS advirtió que la variante Delta es “la más rápida” 

El organismo de Salud alertó que esta variante se puede propagar más con la relajación de las restricciones en varios países.

El organismo expresó su “preocupación” por la propagación de la cepa detectada en India, que ya “circula en 92 países”.

 

La variante Delta del coronavirus, detectada en la India, es la que se transmite con mayor velocidad, y puede aprovechar la relajación de las medidas de prevención sanitaria en muchos países para expandirse, advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Esta variante nos preocupa mucho, y circula ya en 92 países, subrayó en rueda de prensa la jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, Maria Van Kerkhove.

La variante Delta “tiene ahora la oportunidad de transmitirse con el aumento de la socialización, si la relajación de las medidas se hace demasiado pronto” en un momento en el que todavía grandes poblaciones siguen sin vacunar, indicó la experta norteamericana.

Van Kerkhove subrayó que, en el lado positivo, no hay indicaciones de que la variante Delta suponga un aumento de la mortalidad entre los afectados por Covid-19, y que las vacunas siguen siendo efectivas contra ella, al menos en la reducción de casos graves.

“En todo caso es importante subrayar que se necesita recibir dos dosis de la vacuna para estar completamente protegido”, agregó.

Asimismo, las medidas sanitarias se muestran eficaces para frenar la trasmisión sobre esta variante primero detectada en la India, lo que en su opinión podría suponer “que tengan que aplicarse durante un mayor periodo de tiempo”.

“Es la variante más rápida, y puede afectar fácilmente a los más vulnerables”, insistió por su parte el director de emergencias sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que los casos globales de COVID-19 han bajado durante ocho semanas consecutivas y las muertes durante siete, aunque todavía las cifras son altas (2,5 millones de contagios en el mundo y 64.000 fallecimientos en los últimos siete días).

Además, la curva descendente global se está aplanando, lo que significa un freno de la bajada de casos en muchas regiones, “y en África incluso hay un rápido incremento, con un 40% de aumento de contagios y muertes la semana pasada”, advirtió Tedros.

El director general de la OMS volvió a denunciar el “acceso desigual” de las vacunas. Un hecho que, tal y como ha detallado, evidencia que cuando hay una crisis los países de bajos ingresos no pueden depender de las regiones más ricas. “Mejorar la producción local de productos para la salud ha sido un área de interés para la OMS durante varios años, pero la pandemia lo ha puesto en un enfoque aún más agudo”, sostuvo.

En ese sentido, anunció que la OMS está entablando conversaciones con empresas e instituciones para establecer un centro de transferencia tecnológica en África con el fin de poder fabricar en el mismo vacunas de ARN mensajero para el coronavirus, así como para otras enfermedades.

Este lunes Estados Unidos anunció que donará otros 14 millones de dosis de vacunas a América Latina y el Caribe a través del programa Covax promovido por la Organización Mundial de la Salud.

Brasil, Argentina, Colombia, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Guatemala, El Salvador, Honduras, Haití, países de la Comunidad del Caribe (CARICOM), República Dominicana, Panamá y Costa Rica, recibirán inmunizaciones en ese marco, según un comunicado que los enumera en ese orden.

La Casa Blanca identificó el lunes los países a los que Estados Unidos enviará aproximadamente 55 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19, lo cual constituye el grueso de una donación de 80 millones de dosis prometida para fines de junio.

El 75% de estos 55 millones (es decir, 41 millones) se distribuirán a través del Covax, una iniciativa creada para garantizar una distribución equitativa de las vacunas anticovid en todo el mundo.

Además de los aproximadamente 14 millones que irán para América Latina y el Caribe, unos 16 millones fueron asignadas a Asia, y otros cerca de 10 millones, a África. El 25% restante de los 55 millones (14 millones de dosis) se distribuirá de manera directa a “prioridades regionales y otros beneficiarios”, dijo la Casa Blanca.

Los países de América Latina y el Caribe en esta categoría son Colombia, Argentina, Haití, países del CARICOM, República Dominicana, Costa Rica y Panamá. La Casa Blanca no especificó el monto de vacunas que recibirá cada país para las dosis enviadas a la región a través del Covax, ni para las enviadas de forma directa.

A principios de junio, la Casa Blanca ya había dado detalles de la distribución de los primeros 25 millones de dosis de los 80 millones prometidos. Entonces dijo que seis millones serían para América Latina y el Caribe a través del Covax, en tanto México y Haití estaban entre los beneficiarios de manera directa.

El primer tramo incluía las vacunas de Johnson & Johnson, Moderna y Pfizer/BioNTech, pero la Casa Blanca no informó cuáles estaría en este segundo tramo.

Biden también anunció días atrás la compra por parte de Estados Unidos de 500 millones de dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech con el fin de donarlas a otros países que lo necesiten desde este verano boreal hasta junio de 2022.

“Nuestros objetivos son aumentar la cobertura mundial de vacunación contra COVID-19, prepararnos para los brotes repentinos de la epidemia y priorizar a los trabajadores de la salud y otras poblaciones vulnerables (…), y ayudar a nuestros vecinos y otros países necesitados”, informó la Casa Blanca. “Estados Unidos no utilizará sus vacunas para obtener favores de otros países”, aclaró.

Mientras la vacunación anticovid se generaliza en los países ricos, facilitando el regreso a la normalidad, los casos de COVID están aumentando en buena parte del mundo, en particular en Sudamérica y África.

Menos del 1% de las dosis de la vacuna anticovid a nivel mundial se han administrado a personas en países de bajos ingresos.