Los sacerdotes de Yucatán son investigados por presuntos actos de pederastia; el vocero de la Arquidiócesis confirmó que ya fueron denunciados ante la Fiscalía del Estado

Excélsior/ Flor Castillo

En Yucatán se investiga a cinco sacerdotes acusados de pederastas; estas denuncias fueron presentadas por la arquidiócesis; señalan que no van a permitir más casos de este tipo. Todo ello se dio a conocer después de que la conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) publicara una serie de lineamientos a seguir con relación a los casos de abuso sexual o agresiones contra menores de edad por parte de sacerdotes. Yucatán fue una de las primeras sedes del país en fijar su postura respecto a las agresiones contra menores; en entrevista para el Excélsior, el párroco Jorge Martínez, vocero de la arquidiócesis de Yucatán comentó que las denuncias que ya interpusieron ante la Fiscalía, ya que es importante investigar a fondo para no caer en falsas acusaciones.

En este lapso de tiempo hemos tenido cinco casos reportados, mismos que la Fiscalía ha estado investigando y de los cuales no se tiene una sentencia aún, por respeto y protección a los afectados y sus familias, quienes han pedido confidencialidad, no podemos ofrecer más datos de estos procesos”, comentó Martínez. Desde hace unos meses se conformaron protocolos con equipos de abogados y especialistas en la materia; aseguran que lo primordial es atender a las víctimas, sobre todo cuando son menores de edad. Finalmente, podemos decir que en Yucatán hemos aplicado ya los protocolos que se han establecido desde hace algún tiempo, a través de nuestro Equipo para protección de Menores (EPM). Estos protocolos implican, entre otras cosas, restringir el ministerio del sacerdote acusado, notificar del incidente a la fiscalía del Estado y brindar acompañamiento a los menores afectados como a sus familias”, comentó el vocero de la Arquidiócesis de Yucatán. Aunque es un tema delicado para la Iglesia, señalan que decidieron dar la cara y exhortar a la ciudadanía a denunciar cualquier acto de abuso sexual incluso si pasa en el hogar. Todos en la iglesia deseamos que no se presente ningún caso más y si hubiera alguno pendiente, esperamos poder resolverlo lo antes posible, para esto necesitamos la ayuda y colaboración de todos, para reportar oportunamente cualquier caso de abuso”, comentó Martínez. En el estado existe 250 religiosos, hasta el momento son cinco los sacerdotes acusados de abuso sexual, que son investigados y fueron separados de su parroquia.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA