Denuncian ante las autoridades centrales irregularidades en su desempeño como investigador y docente, actos de difamación y descalificación a sus compañeros investigadores

Eduardo Romero

A través de una rueda de prensa, Agustín Aragón García, Dionisio Juárez Ramón, Daniel Jiménez García y José Cinco Patrón Ibarra, investigadores del Centro de Agroecología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, solicitaron la salida del doctor Miguel Ángel Damián Huato, a las autoridades centrales, por el incumplimiento a diversas obligaciones y funciones que le fueron asignadas. Con base en la declaración de los quejosos, éstos enunciaron un total de nueve puntos por los cuales piden a las autoridades universitarias la baja de este académico, además, señalaron estar preocupados por los comentarios agresivos que ha inferido el doctor Miguel Ángel a alumnos y maestros. De acuerdo con datos aportados en la rueda de prensa, Damián Huato, durante ocho años, nunca tuvo un centro académico a su responsabilidad, debido a su mala conducta e incumplimiento con sus deberes, siendo que, en 2008, los designan al Departamento de Agroecología y Ambiente (Dagam), donde, por desgracia, recurrió a las mismas prácticas, en las que no respondió a las tareas asignadas, ni a los proyectos de investigación ordenados, situación que generó que Damián Huato se alejara de los trabajos colectivos, despreciando importantes proyectos, además de negarse a trabajar en equipo o con los alumnos. Según los académicos, el mal desempeño de este investigador, que sólo ha generado problemas al interior de la Dagam, consisten en nueve puntos esenciales, y que son los argumentos por los que piden la salida del mismo. Entre estos, se encuentran: El hecho de que dejó de tener proyectos colaborativos desde 2013, además de haber presentado su renuncia al cuerpo académico y a diversos proyectos, dejándolos abandonados. De la misma manera, Damián Huato presentó su renuncia como coordinador del proyecto de posgrado, una de las asignaturas que dejó abandonada y que era urgente concretar para ampliar la oferta académica de la BUAP. Otros hechos que generaron el malestar entre el cuerpo de investigadores del Dagam fueron la serie de publicaciones de supuestos tratados de carácter científico, las cuales resultaron falsas; el incumplimiento con sus asesorados de tesis, además de la inactividad en el posgrado. A estas causales, los estudiosos del mencionado departamento de investigación le sumaron el hecho de que Miguel Ángel hizo uso indebido de un vehículo de la universidad para sus supuestas investigaciones, entregándolo en pésimas con diciones mecánicas y estéticas, además de utilizar a los medios de comunicación para descalificar y difamar a sus compañeros investigadores. Asimismo, señalaron que han realizado reuniones en las que han manifestado la preocupación por sus alumnos. “Entre los maestros, hablamos, hicimos reuniones, porque comentamos que la escuela no podía estar así con este tipo de situaciones, nos hemos reunido por el bien de la institución (…) Nos preocupa ver todo lo que les dice a los medios masivos, ¿por qué está ‘enseñando’ de esa forma a los alumnos?, nosotros, como maestros, debemos formar alumnos e investigadores de acuerdo a la verdad y no a la mentira”. “Nos sentimos afectados por los comentarios que ha hecho Damián Huato en distintos medios de comunicación, pues consideramos que sus palabras son agresivas, difamatorias y nos descalifican, por lo que estamos muy ofendidos”. Finalmente, aseveraron que, para todo el cuerpo académico, es poco grata la presencia de Miguel Ángel Damían Huato dentro del Centro de Agroecología de Máxima Casa de Estudios poblana.