Uno de sus trabajos fue publicado por la revista Acta Zoológica Mexicana con el título “Fauna de coleoptera Scarabaeoidea de Cuetzalan del Progreso, Puebla, México

Por:Diego Armando Cuautle

Puebla cuenta con un registro aproximado de 300 especies de escarabajos; sin embargo, aún existen zonas que no se han explorado y representan un nicho importante para desarrollar líneas de investigación, consideró la doctora Hortensia Carrillo Ruiz, académica investigadora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

El estudio de insectos como los escarabajos y las mariposas permite, entre otras cosas, obtener información de qué especies viven en nuestra entidad y cuál es el papel biológico que desempeñan en una región y a partir de este conocimiento generar propuestas de manejo de los ecosistemas que habitan, consideró en entrevista.

Dedicada desde hace más de 10 años al estudio de los insectos, la doctora Hortensia Carrillo, quien es responsable del Cuerpo Académico Biología Comparada y Relaciones Ecológicas de la BUAP, insistió en la importancia de trabajar en los listados faunísticos de insectos en el estado.

Explicó que en coordinación con Miguel Ángel Morón Ríos, realizó y publicó en 2003 un listado de coleópteros Scarabaeoidea en la región de Cuetzalan del Progreso, destacando un registro de siete subfamilias, 18 tribus, 34 géneros y 63 especies.

Este trabajo fue publicado por la revista Acta Zoológica Mexicana con el título “Fauna de coleoptera Scarabaeoidea de Cuetzalan del Progreso, Puebla, México” y ha sido uno de sus artículos más citados hasta el día de hoy.

Después de observar registros de especies contenidas en las colecciones registradas por el inglés Henry Bates, identificó una nueva especie de escarabajo del género Hoplia, al cual nombró Hoplia zaragozai.

Para determinar esta nueva especie, realizó un análisis comparativo con las colecciones realizadas más de medio siglo atrás por Bates, los cuales tuvo que solicitar en calidad de préstamo al Museo Nacional de Londres.

“Del género Hoplia, quien es el único representante de los hoplinos en América, mi aportación consistió en que este género se consideraba como parte de una tribu en el sistema de clasificación que se utiliza en México y Sudamérica”, comentó.

Comentó que cuando inició el proyecto de doctorado, se propuse hacer un análisis cladístico para resolver si realmente se debería considerar parte de una tribu y al concluir el estudio, “lo que resultó fue un cambio en el sistema de clasificación y ahora este género está englobado, sí dentro de la tribu Hoplini, pero la agrupación se elevó a rango de subfamilia Hopliinae, esa es mi aportación en el área de la clasificación biológica”.

Finalmente dijo que en 2013, la doctora Carrillo Ruiz publicó, en coordinación Miguel Ángel Morón, del Instituto de Ecología, A. C. (Inecol), y otros 20 investigadores más, el libro Fauna de escarabajos del estado de Puebla. A partir de eso se ha enfocado en el área de biodiversidad elaborando listados faunísticos y, actualmente, destacando su interés por las comunidades de insectos en áreas urbanas.