El Financiero

El sistema financiero en el país ha mostrado resiliencia a más de un año del inicio de la pandemia, pero persisten riesgos hacia delante que podrían intensificarse y afectar su buen funcionamiento, advirtió el Banco de México (Banxico).

En su ‘Reporte del Estabilidad Financiera’, señaló que entre los riesgos están que las condiciones financieras globales se tornen más restrictivas y volátiles, por un aumento mayor a lo anticipado en las tasas de interés y la inflación en algunas economías avanzadas.

Otros riesgos son una recuperación de la economía global con mayor heterogeneidad entre sectores y países, así como la debilidad prolongada de la demanda interna en México y reducciones en la calificación soberana y de Pemex.

De acuerdo con la autoridad monetaria, un aumento mayor al previsto en la inflación podría detonar un retiro anticipado de los estímulos monetarios en algunas economías, y un endurecimiento de las condiciones financieras elevaría los costos de financiamiento de las empresas, hogares y gobiernos, afectando la recuperación económica, principalmente en economías emergentes.

“El riesgo está asociado al incremento en la inflación; hemos visto que los precios de diversas materias primas industriales, alimenticias y de un amplio tipo, inclusive de bienes intermedios, se han venido presionando, principalmente por la disrupción en las cadenas de suministro y por este incremento en la demanda muy súbito por estos estímulos de gasto”, expuso el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León.

“Este es uno de los retos, que esto no ocasione una volatilidad considerable en los mercados financieros. Claramente el epicentro está en la economía de Estados Unidos”, añadió.

Alza en tasas y fin a estímulos

 

Jorge Gordillo, director de análisis y estrategia de CIBanco, indicó que la volatilidad en los mercados globales que se pueda dar será el reflejo del posible fin de los estímulos fiscales que han dado las economías más avanzadas, principalmente Estados Unidos, además de alzas anticipadas en las tasas de interés.

Carlos González, director de análisis y estrategia bursátil de Monex, coincidió en que la volatilidad en los mercados viene de la mano del aumento en las tasas de interés en varias economías, además del fin de los apoyos fiscales.

Jacobo Rodríguez, director de análisis bursátil de BW Capital, apuntó que la recuperación económica se ha dado, en gran medida, gracias a los estímulos monetarios por parte de diversos bancos centrales, lo que ha permitido un financiamiento muy barato de la recuperación, pero las presiones inflacionarias de los últimos meses ponen en riesgo que se llegue a encarecer.

“El que se mantenga alta la inflación es uno de los principales riesgos, pero también hay que estar atentos a riesgos geopolíticos que pudieran inyectar nerviosismo”, abundó.

 

Riesgos crediticios

 

Banxico indicó que, aunque se haya mitigado en el corto plazo el riesgo de rebajas a la calificación soberana de México, el año entrante al menos dos calificadoras podrían realizar ajustes que afectarían al sistema financiero.

“Si bien ha habido una ratificación de la calificación de riesgo soberano para el Gobierno Federal por las tres principales calificadoras (Moody’s, S&P y Fitch Ratings) en los últimos trimestres, y la más reciente inclusive este martes, persiste una perspectiva negativa en dos de ellas, y se sigue manteniendo como un posible escenario de estrés una reducción en la calificación crediticia”, indicó Díaz de León.

El banco central indicó en su reporte que ajustes en la calificación soberana y la de Pemex podrían afectar el acceso a los mercados financieros, aumentar las primas de riesgo y encarecer el acceso al financiamiento del gobierno, así como de las instituciones financieras y empresa que residen en México.

 

Un sólido sistema financiero apoya recuperación económica

 

El Banco de México (Banxico) aseguró que el sistema financiero del país ha mostrado una posición sólida que apoyaría la recuperación de la economía, cuyas perspectivas de crecimiento han mejorado gracias el inicio de la vacunación contra el covid-19. El banco central informó en su reporte de estabilidad financiera que, si bien desde inicios de 2020, la economía local ha enfrentado afectaciones considerables y una elevada incertidumbre por los choques de la pandemia, el panorama ha mejorado ante perspectivas económicas globales más alentadoras. “El sistema financiero mexicano ha continuado mostrando resiliencia y una posición en general sólida, caracterizada por niveles de capital y de liquidez por encima de los mínimos regulatorios”, dijo el banco y agregó que la campaña de inmunización ha favorecido las perspectivas de crecimiento.

“Así, el sistema financiero apoyaría el ritmo, alcance y robustez que, en lo sucesivo, observe dicha recuperación”, agregó en el informe, aunque advirtió que “el panorama es aún incierto debido, principalmente, a la evolución que pueda tener la pandemia”. 

El año pasado, la actividad económica mexicana sufrió la peor contracción desde la Gran Depresión, al caer 8.5 por ciento, pero recientemente el Banxico ajustó al alza sus perspectivas de crecimiento para el cierre de 2021, al elevarla a 6 por ciento desde 4.8 por ciento anterior. El banco destacó en su informe del miércoles que el índice de estrés de los mercados financieros mostró una tendencia a la baja en los últimos meses. En cuanto al sistema bancario dijo que cuenta con niveles de capital y liquidez suficientes que le permitirían, en su conjunto, mantener niveles superiores a los mínimos regulatorios en los próximos tres años. No obstante, algunas instituciones podrían tener dificultades para cumplir con los requerimientos de capitalización en algunos escenarios extremos simulados en las pruebas de estrés.

Aunque la actividad económica nacional ha mostrado cierta mejoría, la recuperación ha sido moderada y heterogénea entre sectores, además de que algunos riesgos derivados de la pandemia de Covid-19 podrían intensificarse en los próximos meses.

El Reporte del Banco de México sobre Estabilidad Financiera al segundo semestre de 2020 advierte que ante la incertidumbre en torno a la evolución de la pandemia y su impacto sobre la economía, ciertos riesgos podrían intensificarse y afectar el adecuado funcionamiento del sistema financiero.

Entre los riesgos que menciona el banco central, están: una recuperación de la economía global y nacional más lenta; una mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales y recomposición de flujos hacia activos de menor riesgo, y ajustes en la calificación crediticia soberana y de Pemex.

Otras vulnerabilidades que observa es la persistente incertidumbre respecto a los efectos de la pandemia en la cartera de crédito de los sectores más afectados, especialmente los que han tenido mayor afectación en sus ingresos.

 

Factores que podrían detonar reducciones a la calificación se encuentran

También se espera que no haya un deterioro fiscal prolongado que resulte en un aumento en la trayectoria de la deuda y menores perspectivas de crecimiento en el mediano plazo.

A nivel mundial dañó a la economía la implementación poco efectiva de las políticas públicas, lo que deterioró el marco macroeconómico del país y la región Latinoamericana.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA