Con instalaciones especializadas, mejorará la formación de su comunidad dedicada al arte y la cultura

 

Redacción

 

Al inaugurar un edificio ex profeso para las actividades de las Compañías Artísticas del Complejo Cultural Universitario, un compromiso de su gestión, el Rector Alfonso Esparza Ortiz felicitó a sus integrantes por su labor a favor de la vinculación social de la Institución, así como la promoción del arte y la cultura. Cada uno de estos grupos ha logrado posicionarse como una referencia obligada en su campo, expresó.

“No quise dejar pasar la oportunidad de expresar mi reconocimiento a la labor de los integrantes de las compañías artísticas del CCU y agradecerles su contribución al desarrollo cultural de la Institución y de la sociedad en general durante mi gestión al frente de Rectoría. Deseo que sigan representando con corazón a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla”.

El Rector comentó que el nuevo edificio está pensado para el desarrollo de servicios administrativos, académicos y de práctica, y precisó la importancia de contar con áreas donde las compañías artísticas podrán interrelacionarse, generar sinergias y operar de la mano con la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura.

“Estas instalaciones están equipadas con todo lo necesario para trabajar con eficiencia y permitirán a cada compañía realizar creación artística en espacios adecuados. Agradecemos al Rector Alfonso Esparza Ortiz por su apoyo y por haber concretado este proyecto que, a través del arte y la cultura, beneficiará a toda la comunidad universitaria”, enfatizó José Antonio De la Rosa, subdirector de Desarrollo Artístico y Cultural del Complejo Cultural Universitario.

Con respecto a las compañías, el Ballet Folklórico ha labrado su prestigio en 37 años de trabajo y 2 mil 900 presentaciones, incluido el afamado Ritual a Quetzalcóatl; ha participado en 56 festivales internacionales y ha formado a cientos de bailarines profesionales.

En cuanto a la Compañía de Teatro, su trayectoria de 13 años suma más de 40 montajes, entre producciones de gran formato y obras para presentarse al aire libre; ha participado en diversos festivales, desde muestras estatales, hasta las Jornadas Alarconianas y el Festival Internacional Cervantino.

Por su parte, la Compañía de Danza Contemporánea ha puesto en escena más de 123 obras para teatro y espacios alternativos, y ha realizado más de 850 presentaciones en el país y el extranjero. Su actividad escénica, sus propuestas coreográficas y la formación de bailarines, la convierten en un espacio de creación plural y dinámico, que también incluye la impartición de talleres, conferencias, intercambios y residencias artísticas.

A su vez, la Orquesta Sinfónica, integrada en 80 por ciento por maestros y alumnos de la Escuela de Música de la BUAP, es un emblema de la Universidad que ha sido reconocida a nivel nacional e internacional; el álbum que co-produjo para los Tigres del Norte fue premiado con el Grammy, además de que en promedio realiza 38 conciertos al año, muchos de ellos acompañando a afamados grupos e intérpretes.

Finalmente, el Coro Sinfónico con presentaciones en México y el extranjero, se ha presentado con las más importantes orquestas en diversos escenarios y ha realizado una destacada labor para fomentar el talento artístico de la comunidad universitaria, incluidos alumnos, maestros, trabajadores, egresados y jubilados.

Al hacer entrega del edificio, el Rector Esparza Ortiz refirió que cada una de las compañías tendrá su propio espacio, adecuado a sus actividades, como salas para ensayos, aulas, oficinas para direcciones, dos salas de juntas y dos áreas de coworking.

Asimismo, una sala de fisioterapia para los bailarines y actores, bodegas para el resguardo de instrumentos y otros implementos, dos módulos de vestidores, además de talleres de vestuario y carpintería para la Compañía de Teatro.

En los pisos interiores del inmueble se colocó cerámica, mientras que en las áreas que corresponden al Coro Sinfónico y a las compañías de Danza Contemporánea, de Teatro y Ballet Folklórico se instalaron pisos de duela de encino; el nuevo edificio dispone de red de voz y datos, sistemas de seguridad, alarma de intrusión, detección de humos y videovigilancia.

El edificio se ubica al centro de una explanada con un espejo de agua, jardineras, bancas y una escultura Timoteo, del artista Rodrigo de la Sierra, “el cual no tiene rasgos faciales, porque lo que busca es que la cara se la ponga el público, pero la cara que va a dar es la que estas compañías siempre ofrecen y el talento que les ha distinguido, de manera que no podría haber una obra más adecuada para este espacio”, destacó el Rector Esparza.