El consumo de productos comerciales que prometen bajar de peso en poco tiempo, pueden ocasionar severos daños a la salud, advirtió la nutrióloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Puebla, Diana Cuoto Roldán.

La jefa del departamento de Nutrición del Hospital General Regional de San Alejandro, mencionó que algunos de los daños pueden ser cardiovasculares, presión elevada, problemas cardiacos e intestinales; gases y diarreas, debilidad, daño hepático y renal o en algunos casos, hasta diabetes.

Destacó que con las festividades de fin de año, la tendencia en la población es el aumento de peso ocasionado por el consumo de alimentos en forma desmedida, situación que provoca que después quieran bajar de peso.

Por lo anterior, alertó a los ciudadanos a no consumir los “productos milagro” para este fin, ya que les podrían generar problemas severos de salud. Detalló que estos productos actúan en dos vertientes: en el sistema nervioso central y en el intestino, en el primero a nivel del cerebro, inhibiendo el apetito y el segundo, impidiendo la absorción de los alimentos, pero que en ambos casos representan riesgos para la salud.

Señaló que el organismo de las personas necesita consumir de manera balanceada, nutrientes a través de una dieta que contenga cierta cantidad de proteínas, que son los alimentos de origen animal, los hidratos de carbono, como lo son los cereales, las vitaminas, minerales y grasas.

Cuoto Roldán aseveró que en caso de sufrir de obesidad, lo correcto es acudir con un especialista para que le determine un plan de alimentación, dependiendo de su peso, estatura, edad y el índice de masa muscular; y ejercicio. La especialista dijo que algunos cambios de hábitos beneficiarán en el cuidado del peso, tales como comer balanceadamente, no dejar de ingerir alimentos por periodos mayores a cuatro horas e intercalar con el consumo de frutas y verduras.

Así como masticar lo que ingerimos y no sólo tragarlo, evitar los ayunos prolongados y no exagerar con los productos light. La funcionaria del IMSS abundó que de los temas más peligrosos, es que con estos productos podemos perder masa muscular, y esa ya no se recupera, ya que al regresar a consumir de manera normal los alimentos, la subida de peso es de manera descontrolada y con debilidad muscular.

 

Texto publicado originalmente en: 20 Minutos