 Durante la presentación de su informe el alcalde de Puebla aseguró
que los poblanos están hechos a prueba de adversidades
Por: María Muñoz
Al rendir su Informe de Gobierno, el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato,
destacó que la transformación y el progreso que han construido los últimos
gobiernos de la ciudad le han devuelto a Puebla el lugar que le corresponde en la
historia y entre las ciudades del mundo.
Poco después de las 12 horas del 15 de febrero, el presidente municipal inició su
discurso en la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, acompañado por el
gobernador del estado, José Antonio Gali Fayad.
El edil saludó a los precandidatos a la gubernatura y presidencia municipal por la
coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso Hidalgo y Eduardo Rivera
Pérez, respectivamente. También agradeció la presencia de dirigentes políticos,
así como de funcionarios estatales y municipales, y por supuesto de su esposa y
presidenta del Sistema Municipal DIF (Smdif), Susana Angulo.
“La transformación y el progreso que hemos construido le han devuelto a Puebla
el lugar que le corresponde en la historia y entre las ciudades del mundo. Somos
herederos en la construcción de éxitos y superación de dificultades”, resaltó en
torno al proceso electoral de 2018.
Asimismo, aseguró que el carácter de Puebla y los poblanos está hecho a prueba
de adversidades frente a la preocupación que podrían ocasionar las elecciones, la
economía y la inseguridad. De tal modo, exhortó a la población a interponer la
certeza de lo que es capaz de hacer.
En este contexto, acotó que la población unida ha vencido inundaciones, guerras y
sismos. Por ello, indicó que es importante demostrar que el cambio es posible,
además de recuperar el orgullo de ser poblanos.
“Hemos vencido inundaciones, guerras y sismos, también demostramos que el
cambio es posible y recuperamos el orgullo de ser poblanos. Desde nuestra
Catedral, la Capilla del Rosario, hasta el Museo Internacional del Barroco, hemos
demostrado que podemos maravillar al mundo con nuestra capacidad”, enfatizó.
Respecto a su Informe de Gobierno, Luis Banck dijo que decidió realizarlo en
dicha junta auxiliar debido a que es una de las zonas de la capital que merece
más atención. “Debemos estar todos conscientes de que una ciudad segura, pasa
fundamentalmente por repartir mucho mejor las oportunidades, para vivir con
dignidad. Precisamente por eso, decidimos llevar a cabo este informe en una junta
auxiliar”, subrayó.
En cuanto al tema de inseguridad, el munícipe acotó que en los últimos años, y
particularmente en 2017, se registró una escalada de violencia y delincuencia en
todo México, que también ha afectado a Puebla.
Indicó que el incremento de la delincuencia ha sido consecuencia de factores
viejos y también de factores nuevos, entre ellos la desigualdad, la corrupción, la
impunidad y la debilidad institucional.  Factores nuevos, como el aumento de la

inflación que el año pasado se duplicó por el gasolinazo, o la entrada en vigor del
Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio.
“De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan sólo en el último
año, el número de delitos en el país se incrementó 12 por ciento. En el estado,
cinco por ciento y en la ciudad, cuatro por ciento”, recalcó.
Ante dicha problemática recordó que en junio del año pasado se puso en marcha
la estrategia “Todos por la Seguridad”, que contempla la incorporación de 200
nuevos policías, la puesta en marcha de 160 nuevas patrullas, colocación de
cámaras de videovigilancia, la construcción de 10 subcomandancias regionales, la
entrega de 700 alarmas vecinales, la adquisición de drones, por mencionar
algunos.
Además, refirió que se instalaron dos mil 300 puntos de luz en 620 colonias; lo que
equivale a iluminar de San Miguel Canoa, hasta San Andrés Azumiatla.
En este mismo sentido, les compartió que en siete meses, la policía municipal
duplicó el número de detenidos. Es decir, el número pasó de mil 420 presuntos
delincuentes detenidos, a tres mil 067.
“La seguridad pasa por la prevención, que le corresponde al Municipio; y asumo la
responsabilidad, pero también por todas las instancias que participan en el Nuevo
Sistema Penal Acusatorio; es decir, policías, ministerios públicos y jueces”,
agregó.
Asimismo, resaltó la necesidad de vivir en una ciudad más humana, y por ello,
opinó que para recuperar la tranquilidad, es necesario vivir en una ciudad con
menos pobreza extrema y más oportunidades.
Al respecto,  afirmó que Puebla ha demostrado, que el hambre y la pobreza no
son un destino inevitable, cuando existen visión, liderazgo y determinación.
“A través del DIF Municipal, nos sumamos a la estrategia Puebla Comparte, para
enfrentar el hambre en la ciudad”, expuso, no obstante, recalcó que el mérito no
es del gobierno, es de los ciudadanos.
Otra de las estrategias que compartió, fue puesta en marcha durante su gestión,
es Yo Compro Poblano, en coordinación con el Gobierno del Estado y la
Universidad Iberoamericana.
“En 2017, 300 empresas se integraron a esta iniciativa, generando mil 200
empleos, y quiero decirles que el 60 por ciento son mujeres emprendedoras, a
quienes les pido se pongan de pie, para que podamos reconocerlas”, añadió.
A la par, recordó la puesta en marcha del programa 100 Vialidades que benefició a
más de 240 mil habitantes de Ignacio Romero Vargas, Ignacio Zaragoza, La
Resurrección, San Baltazar Campeche, San Felipe Hueyotlipan, San Francisco
Totimehuacán, San Jerónimo Caleras y San Pablo Xochimehuacán, por
mencionar algunas.
Por otro lado, mencionó que se entregaron 32 vialidades por 90 millones de pesos,
en zonas de alta marginación, entre las que destacan la calle: 12 Sur, en Loma
Linda; 125 Poniente, en Guadalupe Hidalgo; y Hegel, en Satélite Magisterial.
En materia de regularización de colonias, refirió que se entregaron tres mil 270
escrituras en beneficio de 14 mil 720 vecinos.
Respecto al Presupuesto Participativo apuntó que se realizaron 160 acciones en
las 17 juntas auxiliares; con una inversión de 38 millones de pesos.
Además, de la inversión de 117 millones de pesos en 19 obras de agua potable,

alcantarillado y drenaje, entre las que destacan: San Andrés Azumiatla, Santa
María Tzocuilac, Bosques de San Sebastián, San Miguel Canoa, y San Sebastián
de Aparicio.
Adicionalmente, manifestó que se instalaron mil 446 captadores de agua de lluvia,
con una inversión superior a 80 millones de pesos, en beneficio de cinco mil 351
personas, además de la puesta en marcha de los programas Bachetón y Seguro
Contra Baches.
Finalizó, “asimismo, mejoramos la imagen urbana de dos barrios emblemáticos
para nosotros, Los Sapos y el Barrio el Alto”, al tiempo de enlistar otras obras,
entre ellas, equipamiento de instituciones educativas y las encabezadas por el
Gobierno del Estado, especialmente la ampliación de la Avenida Carmelitas y
construcción del Parque Amalucan.