Pese a encontrarse a 100 años luz, el planeta fue localizado por el telescopio TESS

Robotitus

El satélite cazador de planetas de la NASA TESS ha descubierto un mundo del tamaño de la Tierra dentro del rango habitable de su estrella, lo que podría permitir la presencia de agua líquida y no solo eso, a este descubrimiento se le añade un mundo en órbita alrededor de dos estrellas, el cual hace recordar al planeta Tatooine de Star Wars, pero ese sí no tiene muchas posibilidades de poder albergar vida como la conocemos. El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA anunció que el planeta potencialmente habitable, llamado «TOI 700 d», está relativamente cerca de la Tierra, a solo 100 años luz de distancia. Como referencia, Próxima Centauri, la estrella más cercana a la Tierra, está a poco más de cuatro años luz de distancia. «TESS fue diseñado y lanzado específicamente para encontrar planetas del tamaño de la Tierra que orbitan estrellas cercanas», dijo Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la NASA.