A un año del paso de la tormenta Earl sobre Huauchinango, al menos 100 familias siguen a la espera de ser reubicados pues el Gobierno Federal no ha construido las viviendas, dijo Gabriel Alvarado, alcalde de ese municipio.

Dijo que está pendiente la construcción de entre 90 y 100 casas que no se han hecho porque no se han liberado los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

Pidió a las autoridades no olvidar a los damnificados de la Sierra Norte de Puebla ante las emergencias por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

“Aunque la atención está en otras partes del país, en Huauchinango hay compromisos por cumplir en materia de la vivienda”.

Texto originalmente publicado por: Poblanerías