• Uno de los competidores donó dos auxiliares auditivos externos para otros dos menores de edad

  • El evento deportivo realizado este viernes en “La Vista Country Club” superó las expectativas de participantes y duplicó el monto a recaudar

Redacción

Dos menores de edad con discapacidad auditiva serán beneficiados con dos implantes cocleares, gracias a los recursos que el Patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Puebla (SEDIF) recaudó en el “Primer Torneo de Golf con Causa”, que este viernes realizó en La Vista Country Club.

Al superar las expectativas por la respuesta de las y los competidores, y porque este evento deportivo duplicó la meta a recaudar, durante la ceremonia de premiación uno de los participantes donó otros dos aparatos auditivos externos en beneficio de dos niños más de la entidad poblana.

Al hacer uso de la palabra, la directora general del SEDIF, Leonor Vargas Gallegos, agradeció a las y los deportistas por contribuir con las causas del organismo y porque se suman al trabajo del gobernador Miguel Barbosa Huerta y de la presidenta honoraria del Patronato, Rosario Orozco Caballero, quienes diariamente apoyan a todas aquellas personas que viven en situación de vulnerabilidad.

Por su parte, la tesorera del Patronato, Alejandra Narváez Morales resaltó el apoyo de los patrocinadores, de la administración de La Vista Country Club y de la golfista mexicana Lorena Ochoa, quien donó diversos artículos autografiados y, gracias a la subasta de un juego con ella en la Ciudad de México, fue posible alcanzar el monto para la compra de un segundo aparato auditivo especializado.

En su oportunidad, la secretaria de Economía, Olivia Salomón hizo un reconocimiento a todas las personas que se involucraron en este torneo, el cual, además de fomentar sana competencia deportiva, contribuye para cambiar la vida de las personas que más lo necesitan.

Cabe mencionar que el torneo repartió más de 30 premios en rifas y la tercia ganadora de la competencia fue: Carlos Briones, Juan Carlos Miranda y Jorge Zairick.