Exclusivas Puebla

En días pasados se dio lugar una reunión entre el gobernador del estado de Puebla, Miguel Barbosa Huerta y el presidente municipal electo de la capital, Eduardo Rivera Pérez, en ella se comentó que, en un trabajo conjunto, estado y municipio trabajarán de manera efectiva e imparcial el tema del ambulantaje en el Centro Histórico, tema que, asegura el gobernador, es herencia de la administración de Claudia Rivera Vivanco.

Dicha cuestión es una de las que más han preocupado a la sociedad poblana, incluso, en los últimos días la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo aseguró que, pese a la última ola de contagios, se puede apreciar un aumento del comercio ambulante en distintas partes del Centro Histórico, por lo que exige que se apliquen las medidas necesarias para contrarrestar el comercio informal que sigue ganando terreno en la vía pública.

Barbosa Huerta afirmó que en la charla con el edil electo se contempló de manera puntual poner en marcha un plan correctivo para el comercio informal, mismo que afecta la zona céntrica y que genera casos de extorsiones y cobros de piso.

Además, al poner en marcha las acciones correspondientes también se tomarán medidas para atender los problemas de inseguridad y delincuencia que surge en torno al ambulantaje y toda aquella circunstancia que afecte la movilidad peatonal y vehicular.

Con dichos comentarios, se espera que, en octubre, cuando termine de manera oficial la administración de Claudia Rivera Vivanco, quien es, aseguran, culpable por las nulas acciones para erradicar dicho tema, se pongan manos a la obra para así dar una correcta solución al caso.