• El secretario de Fonatur, explicó que la Secretaría de Gobernación y la de Seguridad Pública fueron las que determinaron que se reinician las obras del Tren Maya

Expansión Política

Ante los amparos que se han interpuesto en su contra, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador declaró como una obra de seguridad nacional el Tren Maya, con lo que se garantizará que ningún recurso legal la frenará.

“Hubo una declaratoria del Consejo de Seguridad Nacional, donde la obra es prioritaria y es un tema de seguridad nacional y está a cargo de la Secretaría de Gobernación y de la Secretaría de Seguridad Pública…en la sesión del Consejo de Seguridad determinaron que es una obra de seguridad nacional por las vías férreas, y que los interesados que es la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Gobernación fueron los que determinaron que la obra se inicie”, informó Javier May, director general del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur).

Tras su asistencia al evento de conmemoración por el aniversario luctuoso del expresidente Benito Juárez, se le preguntó a May si no se violentaba alguna suspensión definitiva, a lo que aseguró: “No, ninguno, no se violenta ningún amparo, nosotros no intervenimos, no es Fonatur la que convocó, la que está llevando la obra es la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Seguridad”.

En enero de este año, Javier May dejó la Secretaría de Bienestar y fue nombrado como director de Fonatur , institución que se encarga del Tren Maya.

“Y se hizo el cambio porque Javier May es una gente de trabajo, de campo. Fue muy cuestionado porque resulta que no terminó la licenciatura. De los tres mejores presidentes de México hay uno que estudió hasta la educación básica y fue un gran presidente, y de los peores presidentes en la historia han estudiado, se han graduado en Harvard. Eso no es decisivo” dijo el mandatario federal el 19 de enero pasado.

Este lunes, Javier May afirmó que ya se presentaron las Manifestaciones de Impacto Ambiental, por lo que sólo se está a la espera de que se “levante la suspensión.

En noviembre pasado, el gobierno de presidente Andrés Manuel López Obrador declaró de interés público y seguridad nacional todos los proyectos y obras a su cargo relativos a infraestructura, con el objetivo de que ningún recurso legal las frenara.

“Que es de interés público y de seguridad nacional el desarrollo y crecimiento de la infraestructura a cargo de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, y que se traducen en un beneficio colectivo de todos los mexicanos”, indicó el decreto.

En diciembre de 2021, la Suprema Corte de Justicia de la Nación dio un revés parcial al acuerdo del presidente Andrés Manuel López Obrador. El máximo tribunal de justicia del país revirtió los acuerdos para frenar la reserva de información relacionada con las obras prioritarias, ello en respuesta a un recurso interpuesto por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Hace unas semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno enfrentará los amparos que se interpongan contra la obra, como sucedió con el Aeropuerto Felipe Ángeles.

“Se resolverá la lluvia de amparos como se resolvieron los del Aeropuerto Felipe Ángeles”, dijo en su conferencia de prensa el pasado 3 de mayo.