Animal Político

El juzgado primero de Distrito de Oaxaca concedió el jueves 12 de marzo una suspensión de oficio contra lo que el demandante considera la “falta de implementación de medidas y acciones necesarias, falta de aplicación de medidas sanitarias, falta de adopción de medidas de contención, falta de emisión de medidas preventivas para detectar los casos de personas infectadas con el virus COVID-19 y evitar su propagación en el territorio nacional”, según la suspensión a la que tuvo acceso Animal Político. El amparo, tramitado dentro del expediente 290/2020, insta al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a informar, en el plazo de tres días, sobre las medidas previstas para la “contención, prevención y detección inmediata de personas infectadas, a fin de evitar la propagación del virus COVID-19 y preservar la vida de la parte quejosa”. En caso de no responder favorablemente a esta suspensión, las autoridades interpeladas serían derivadas al Ministerio Público por si hubiesen cometido un delito, que está penado con entre tres y nueve años de cárcel según el artículo 262 de la Ley de Amparo.

El recurso judicial fue promovido por el abogado Artemio Hernández Hernández. “Surgió el tema del amparo por omisión del gobierno federal. Me he percatado que en todo lo que tiene que ver con aeropuertos, autobuses… no existe un tema de prevención y seguimiento. Pareciera que no ha pasado nada”, aseguró, en entrevista con Animal Político. “Este juicio de amparo fue promovido por la falta de implementación de medidas y acciones necesarias, falta de aplicación de medidas sanitarias, falta de adopción de medidas de contención, falta de emisión de medidas preventivas para detectar los casos de personas infectadas con el virus COVID-19 y evitar su propagación en el territorio nacional, así como la falta de una estrategia integral dirigida a prevenir las infecciones del COVID-19”, explica la suspensión, que viene avalada por José Antonio Suárez Gómez, secretario del juzgado primero de Distrito en el estado de Oaxaca en funciones de juez de distrito.

Hernández explicó que tiene interpuestos siete amparos. De ellos, dos han sido ya desechados y este aceptado. La iniciativa está dirigida a Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República; al Consejo de Salubridad General, dependiente del presidente; al secretario de Salud, al director general de Epidemiología de la secretaría de Salud y al director del Instituto de Salud para el Bienestar del Gobierno federal. Esta misma semana, el juzgado tercero de Distrito de Oaxaca ya desechó dos amparos similares a este argumentando que los impulsores no tenían “interés legítimo”. Pero Hernández rechaza este argumento: “parece que tengas que contagiarte de coronavirus para poder presentar un amparo”, afirma. Será ese mismo juez el que tenga que abordar este nuevo expediente.

“Se estima que la demanda de amparo promovida por el aquí quejoso, corresponde conocer, por razón de turno, al Juez Tercero de Distrito en el Estado de Oaxaca, en virtud de que los actos aquí reclamados se tratan de los mismos que fueron señalados en el juicio 251/2020 de su índice”. La resolución no ve problema en que el juzgado observe nuevamente este asunto ya que, según indica, en su anterior resolución no entró al fondo del asunto. El gobierno, a través de Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, ha descartado declarar un estado de emergencia y ha defendido las medidas aplicadas hasta el momento.

“Hemos dicho desde el inicio que en el plan técnico de repuesta tenemos contempladas las posibles posposiciones, reducciones o cancelación de eventos, pero no es saludable que se hagan sin una base técnica. Si estas intervenciones se hacen demasiado pronto, lo único que ocurre es que se aplican cuando no sirven. Cuando hay que aplicarlas, habrá un desgaste económico y social”, dijo recientemente en conferencia de prensa.