· FGE cateo bodegas del edil

Martín Gutiérrez/@martinreportero

El gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa, confirmó que el edil de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández, presentó una solicitud de licencia por 90 días para separarse de su cargo y, al parecer es por los vínculos que se le encontraron con células delictivas.

Para ello se han abierto varias carpetas de investigación que están en proceso de judicialización, reveló el gobernador al señalar que desconoce si el edil con licencia se haya fugado de Puebla.

Por eso hizo un llamado a los ediles para que se ajusten a cumplir con el desempeño de sus funciones y eviten aceptar insinuaciones del crimen organizado, pues su papel es de sacrificio porque así fueron electos por el voto popular.

El Edil de Ajalpan podría estar vinculado a bandas criminales de Veracruz , de ahí que haya solicitado licencia y su lugar fue ocupado por su hijo quien es su suplente.

Los hechos

La investigación en contra de alcalde de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández, inició luego que el lunes 30 de marzo, Virgilio N. ―un presunto líder de la delincuencia organizada ligado a Roberto N., “El Bukanas”― fue levantado por elementos de la Policía Municipal de Ajalpan, quienes supuestamente le exigieron un monto económico para liberarlo, provocando que los miembros de su banda lo rescataran y después atacaran a los uniformados.

Al parecer desde la dirección de Seguridad Pública de Ajalpan se buscaba obtener montos económicos por parte de los miembros de la delincuencia organizada. Estos datos fueron entregados a la Secretaría de Gobernación y la Fiscalía General de Estado, iniciando las investigaciones.

El alcalde de Ajalpan tuvo conocimiento de las acciones de la Policía Municipal, por lo que fue uno de los primeros sujetos sometidos a investigación. Este hecho provocó una versión que señalaba que podría ser cuestionado por la Fiscalía de Puebla.

Ante la amenaza de ser investigado, la noche del sábado 4 de abril Ignacio Salvador Hernández llamó a su cuerpo edilicio para una sesión extraordinaria; en esta solicitó un mes de licencia mientras se realizaban las investigaciones.

La abrupta licencia del alcalde de Ajalpan se dio apenas unas horas antes de que se desatara un fuerte operativo la tarde del domingo 5, en el cual fueron cateadas cuatro bodegas propiedad de Ignacio Salvador por agentes ministeriales, y contó con el apoyo de la Secretaría de la Seguridad Pública y la Guardia Nacional.