Este grupo podría poseer hasta 35 gasolineras ubicadas en Puebla, Oaxaca, Guerrero y el Estado de México

Exclusivas Puebla

Entre contratos, concesiones y permisos a nombre de miembros de la familia y de cercanos, la organización Antorcha Campesina tejió una red alrededor de la venta y transportación de gasolinas. Esos beneficios se le empezaron a otorgar desde 2013, cuando Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia, y algunos tienen vigencia hasta el año 2045.

Antorcha Campesina en el mercado de la gasolina utilizó los nombres de una asociación civil y de familiares del líder Aquiles Córdova Morán, quien es el dirigente nacional de dicha organización.

El número exacto de permisos y concesiones no puede conocerse. Los datos están ubicados en portales distintos y los nombres varían; sin embargo, de acuerdo con declaraciones recientes de los mismos integrantes de Antorcha, este grupo podría poseer hasta 35 gasolineras ubicadas en Puebla, Oaxaca, Guerrero y el Estado de México.

Antorcha Campesina se ha negado a detallar los montos económicos que perciben anualmente con estos negocios, pero es un hecho que sus gasolineras les han permitido operar y movilizarse de forma independiente al Gobierno Federal, entonces gobernado por el PRI, “y sin deber favores a nadie”.

Y ha trascendido que varias de las gasolineras antorchistas son usadas para una extendida red de distribución de gasolina para el huachicoleo.

Cabe destacar que las concesiones fueron otorgadas por Pemex Refinación como “Contratos de franquicia y venta de primera mano” y tienen vigencias hasta 2026. Los permisos de transportación de gasolina fueron otorgados directamente a Antorcha y a Franklin Campos Córdova y algunos tienen como fecha de vencimiento el 22 de diciembre de 2045.

Las franquicias se otorgaron a Antorcha bajo el “Establecimiento de nuevas estaciones de servicio”, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 19 de agosto de 1994.