El filme se caracteriza por sus impactantes escenas de acción y por rescatar los valores de la lealtad y el honor

Eduardo Romero

El pasado 21 de julio se estrenó la película G.I. Joe: Snake Eyes, un filme que no ha tenido buena respuesta por parte de la gente, o al menos así se ha visto reflejado en taquillas, sin embargo, es una cinta de acción que te atrapa.

Con las actuaciones de Henry Golding, Samara Weaving, Andrew Koji, Úrsula Corberó y Haruka Abe, se estrenó Snake Eyes a cargo de la dirección de Robert Schwentke.

Menos de 15 millones de dólares se recaudaron en taquilla durante los primeros días, muy por debajo de las expectativas de los productores.

La película ha recibido muchas críticas tanto positivas como negativas, lo peor que se ha dicho de ella es la actuación de Henry, sin embargo, fueron opacadas por las escenas de acción.

Sinopsis

La película G.I. Joe: Snake Eyes está protagonizada por Henry Golding interpretando a Snake Eyes, un joven solitario y tenaz, quien es bienvenido en un antiguo clan japonés, de nombre “Arashikage”, después de salvar la vida de su heredero aparente. A su llegada a Japón, el clan Arashikage le enseña a Snake Eyes los caminos del guerrero ninja, al mismo tiempo que le proporciona algo que ha estado anhelando: un hogar. Sin embargo, cuando se revelen los secretos de su pasado, se pondrá a prueba el honor y la lealtad de Snake Eyes, incluso si eso significa perder la confianza de las personas más cercanas a él. Basado en el icónico personaje de G.I. Joe, G.I. Joe: Snake Eyes también está protagonizada por Andrew Koji como Storm Shadow, Úrsula Corberó como The Baroness, Samara Weaving como Scarlett, Haruka Abe como Akiko, Tahehiro Hira como Kenta e Iko Uwais como Hard Master.