América y Xolas, próximas rivales de las poblanas

Por: Ada Xanat

Foto: Cortesía

El Estadio Cuauhtémoc vivió su primer Clásico Poblano de la LIGA MX Femenil en donde “las franjitas” del Club Puebla femenil y las Lobas BUAP empataron 0-0 dividiendo unidades, dentro del Torneo Apertura 2018.

Las cerca de 1,700 personas asistentes al “Coloso de Maravillas” fueron testigos de este choque, donde ambas escuadras supieron defender con eficacia y evitar que sus marcos fueran vulnerados.

Tanto las dirigidas por Rogelio Martínez como por Julio Cevada intentaban una y otra vez buscar el marco rival, pero la de gajos no quiso entrar a las redes .

En líneas generales, fue un partido muy trabado y fuerte, en donde las jugadoras de ambos conjuntos luchaban a marchas forzadas para internar anotar, pero en su lucha, encontraban duras faltas que no fueron sancionadas por el silbante.

Es así que ambas oncenas dividieron unidades, donde las Camoteras se mantienen en el 3er. puesto del Grupo 1 con 4 puntos, en tanto, que las Licántropas se quedaron en el 5o. puesto con el mismo número de puntos.

El siguiente compromiso de Puebla será visitando a las Águilas del América; Lobos BUAP será anfitrión de las Xoloitzcuintles de Tijuana.

Al final del cotejo, ambos estrategas hablaron sobre este compromiso, que fue el primer derbi femenil de la Angelópolis.

El técnico visitante Julio Cevada indicó que “se hizo un buen partido, estuvimos proponiendo, estuvimos buscando el gol, tuvimos buenas llegadas pero desgraciadamente no pudimos meterla, nos faltó contundencia… Creo que fuimos superiores, tuvimos muchas llegadas, estuvimos haciendo nuestro fútbol. Me quedo satisfecho por el desempeño de las niñas. El resultado no era lo que esperábamos, veníamos por los 3 puntos pero sumar 1 como visitante es bueno”.

Sobre la lesión que sufrió la delantera universitaria Gloria “Yoya” Narváez quien salió al minuto 3, indicó que aún no se tiene el parte médico y que deberán esperar a dar un diagnóstico oficial, ya que se le realizarán radiografías para determinar la gravedad de su lesión.

Por su parte, el técnico camotero Rogelio Martínez indicó que “fue un partido de contrastes, donde en el primer tiempo nos faltó actitud, nos faltó reconocer los movimientos de Lobos. Corregimos en el segundo tiempo, fue un juego diferente en el cual tuvimos mayor posesión de la pelota y generamos algunas llegadas de gol muy claras, pero son situaciones del partido, no siempre se puede anotar, hay que seguir trabajando en esa parte”.