Franco Arizala se convierte en una víctima más de los Chargoy, pues podría quedarse sin jugar en la Liga MX debido a los altos costos del sueldo de colombiano.

 

Como fue anunciado en el régimen de transferencia de la semana pasada en Cancún, el naturalizado mexicano llegaría a Puebla para reforzar al plantel del “Chiquis” García.

 

Al paso de los días, la institución fue claro con Arizala al señalar que ni podría pagar su sueldo debido a que representa costos muy elevados que la franquicia non puede sostener.

 

Para el 2016, el delantero fue transferencia definitiva con los camoteros aunque con el hecho en la Franja tendrá que buscar un lugar de algún equipo en el extranjero.

Texto publicado originalmente por: César Aguilar/Diario Cambio