El ex gobernador de Quintana Roo informó a López Obrador sobre las presiones a su ex secretario de Finanzas, a cambio de su libertad.

Huffignton Post

Vicente Fox buscó a Gustavo Ponce, quien fuera secretario de Finanzas del Distrito Federal de Andrés Manuel López Obrador, como jefe de Gobierno, para incriminarlo en delitos, confirmó el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva. “Gustavo Ponce y yo vivimos en la misma celda en Almoloya, en un módulo por bastantes meses. Me comentó que le fabricaron un expediente porque se negó a declarar contra Andrés Manuel”, aseguró este martes en entrevista con Ciro Gómez Leyva. El exmandatario priista, acusado de tener nexos con Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los Cielos, relató haber conocido a la perfección a Ponce y su expediente, ya que lo ayudó a formar su defensa. También recordó que las presiones nunca cesaron, aun estando en prisión.

“Lo presionaron cuando estaba ahí en la celda conmigo. Más bien, lo presionaron, presionando a su mujer. Y además se lo llevaron unos meses de la celda al área de castigo, porque no colaboraba. Me llamó mucha la atención, porque Gustavo era o ha sido un hombre honesto. Él no se quiso prestar a ello y por eso tuvo que estar ahí”, añadió Villanueva. López Obrador reveló este martes a medios de comunicación que el exmandatario de Quintana Roo le informó que Ponce fue presionado para declarar en su contra, y que a cambio le ofrecieron su libertad. “Yo me enteré por el exgobernador de Quintana Roo que está preso todavía, Mario Villanueva, me mandó decir, porque estuvo en prisión con Ponce y él me mandó decir que estaban viendo a Ponce para pedirle que declara en contra mía”, declaró. En 2004, Ponce fue detenido por la Procuraduría General de la República (PGR), acusado de lavado de dinero tras la difusión de imágenes de él apostando en Las Vegas, Estados Unidos. En 2011, fue absuelto y liberado; sin embargo, nuevamente fue reaprehendido en agosto de ese mismo año por un supuesto fraude en agravio de la delegación Gustavo A. Madero. Fue absuelto por falta de pruebas.