Si eres estudiante o fuiste, sabes que una de los peores cosas que pueden pasar cuando estas estudiando, es que repruebes y tengas que darle las calificaciones a tus padres, así que tratas de prevenir que te den con la “chancla”.

Resulta que una joven fingió un asalto para poder conseguir ayuda de los policías, ya que ocultó durante todas las vacaciones que había reprobado varias materias y por ello no iba a poder estudiar el siguiente año de preparatoria.

Esto sucedió en Tehuacán, Puebla, sin embargo, al momento de que llegaron los uniformados, se encontraron a la chica llorando, misma que les explicó que había pedido su ayuda porque su madre le pegaría al saber que reprobó materias y que no podría iniciar el ciclo escolar.

Tras estos hechos, y luego de la pena de que su hija haya solicitado la presencia de la policía, la madre de la joven les dijo a los uniformados que se podían retirar, ya que no le pegaría a su hija, sin embargo, la menor aseguró que conocía bien a su madre y que sabía que le daría un escarmiento por mentirle.

 

Con información de:Mientras Tanto en México

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA