Exigieron se despenalice el aborto y promueven el uso del lenguaje inclusivo

Carolyne Rodríguez|@carolyne_rb

Feministas radicales aseguran que la lucha ahora es en contra de la invisibilización de género, al asegurar que “la E es igual que la O”, por lo que se pronunciaron en contra del lenguaje inclusivo que busca eliminar la figura femenina.

“Estamos en contra del borrado de mujeres, porque así se empiezan a perder derechos, no al borrado de la “a”. Yo no escogí ser mujer, nací, no sé a quién diablos se le ocurre querer ser mujer porque eso es imposible, sobre todo cuando se vive en un sistema que sólo nos somete”, mencionó una manifestante.

Desde las 13 horas del domingo, 25 de septiembre, un grupo de feministas se congregó en la Fiscalía General del Estado (FGE), en el marco del día global al acceso del aborto seguro y legal.

Allí permanecieron hasta las 15 horas; durante su estadía realizaron una serie de conversatorios en los que expusieron sus exigencias a los sistemas de salud y los gobiernos.

Alrededor de las 15:30 horas, el grupo de mujeres partió de la Fiscalía rumbo al Congreso del Estado, el contingente recorrió todo el Bulevar 5 de Mayo y subió por la avenida Juan de Palafox y Mendoza, posteriormente dobló en la 16 de Septiembre hasta llegar a la 5 Poniente.

A su paso por dichas calles, las feministas únicamente realizaron pintas en algunos niveles y las vallas del Ayuntamiento, lugar que durante los tres años de la administración de Claudia Rivera Vivanco había permanecido sin ser tocado.

Con consignas como “saquen sus rosarios de nuestros ovarios” y “saquen sus doctrinas de nuestras vaginas”, pasaron gritando frente a la Catedral de Puebla.

Al llegar al Congreso del Estado, una valla humana, integrada por mujeres policías, ya las esperaba. A su arribo, las feministas encendieron bengalas de colores verdes y moradas, así como entonaron canciones del movimiento.

No obstante, en voz de una feminista, afirmaron que no emprenderían ninguna acción de agresión en contra de sus congéneres, ya que ellas están allí para cuidarlas y también porque no hay muchas opciones de trabajo digno. Agregaron que la lucha es contra el sistema patriarcal y no contra el género.