En el municipio de Tehuacán, en Puebla, Clara Díaz, de 82 años, fue asesinada a golpes por su propio hijo en estado de ebriedad.

Clara fue asesinada dentro de su domicilio, sus gritos mientras era golpeada alertaron a los vecinos, que dieron aviso a la Policía Municipal.

Aunque los elementos de auxilio de la Cruz Roja trasladaron a Clara con vida, la mujer murió a causa de la golpiza.

Mientras tanto, Salvador N., de 55 años, fue asegurado por elementos municipales.

El asesinato de Clara, se suman a las decenas de feminicidios registrados en aquello entidad. El suyo, es el número 60.

Apenas el pasado viernes 8 de julio, Aidé Moreno Roque fue asesinada a balazos dentro de su automóvil Nissan March, color rojo.

Asimismo, el 5 de julio, Dalia Ramírez de 25 años fue asesinada de un disparo en la cabeza, su cuerpo fue hallado al interior de su domicilio ubicado en la comunidad de Colón en el municipio de Izúcar de Matamoros.

El 25 de junio, María N fue asesinada a golpes al interior de su domicilio en el municipio de Molcaxac. Su pareja, Artemio N, es el responsable del feminicidio luego de pegarle en repetidas ocasiones hasta quitarle la vida tras una discusión.

El 26 de junio, Roberta Ángeles María, de 52 años, fue asesinada a balazos en su domicilio ubicado en la comunidad Ejido de Munixkan, en el municipio de Jalpan de la Sierra Norte del Estado de Puebla.

La madrugada del 20 de junio, María Fernanda Gutiérrez Manzano, de 27 años de edad, fue asesinada a puñaladas por su esposo, Ricardo Cuevas Jiménez tras un arranque de celos.

El pasado 12 de junio, Maricela Gálvez Rico fue apuñalada y arrastrada desde un vehículo. La mujer fue encontrada sin vida a unos metros de un bar en la colonia La Purísima de Tehuacán.

A Patricia Verónica Rosales, de 27 años de edad, la estrangularon con una cadena, presentaba varios golpes y estaba amordazada y amarrada de pies con cinta canela. Su cadáver fue hallado en la Junta Auxiliar de Chachapa. De acuerdo a los familiares de la víctima, la última vez que supieron de ella salió con su novio.

 

 

Texto publicado originalmente en: Regeneración