Por Mino D’Blanc.

El actor argentino Federico Ayos da vida al controversial y original Gabriel en la telenovela “Amor Dividido” que comienza transmisiones este lunes 17 de enero por “las estrellas”.

Gabriel Núñez es homosexual. Por miedo al rechazo de su padre y de la sociedad, no encuentra el valor de salir del closet. Es de carácter introvertido y un tanto depresivo.

Platicamos con él, gracias a las finas atenciones de la licenciada Denisse Cabrera, de Televisa.

MD’B: Siendo un actor argentino, ¿qué te trajo a México?

FA: Mi familia fue la primera que llegó a trabajar aquí a México. Yo venía con la intención de venir tres meses y regresarme a mi natal Buenas Aries y de esos tres meses pasaron diez años (ríe) y aquí estamos.

MD’B: ¿Quién de tu familia se dedicaba a la actuación?

FA: Tanto mi papá como mi mamá son actores, lo cual eso los trajo a trabajar aquí a México en un principio y yo tenía 18 años, yo ya llevaba estudiando cinco años actuación en Argentina y al llegar aquí cuando ya empezó a ser permanente la estadía aquí en México, tomé la decisión de meterme a estudiar, de seguirme formando como actor aquí en México, estudié en el CEA durante los tres años, me llevé gratísimas experiencias, muchísimos aprendizajes con grandísimos maestros y gracias a Dios se dio la oportunidad de empezar a trabajar aquí en México a mis 20, 21 años.

MD’B: ¿Qué de lo que aprendiste en Argentina pones en práctica en tu vida diaria en México y qué de lo que has aprendido aquí no lo aprendiste en Argentina?

FA: Mi maestra en Argentina que fue Mónica Bruni tenía una manera de trabajar la cual era totalmente diferente a los maestros con los que conviví después estando en el CEA. La actuación, el lenguaje de los sentimientos es un poco universal, entonces podría decir diferentes maneras de trabajar; por ejemplo, con Mónica Bruni se trabajaba muchísimo la improvisación, entonces cuando estás en una escena y necesitas resolver porque no está escrito dentro del guion, fue algo que me generó muchísimas herramientas para resolver hoy en día y cosas que aprendí también muchísimas. El CEA me dio una formación muy completa que tiene que ver tanto con el baile, con la actuación, con el teatro con la televisión. Aquí tuve que aprender en su momento el uso del chícharo que era para mí algo completamente extraño, nuevo, porque en Argentina no se acostumbra a usar, yo estoy acostumbrado a trabajar de memoria, pero realmente las cosas que aprendí con los maestros aquí que tienen que ver con la emoción del actor, con los sufrimientos del actor, con el poder encontrar maneras de sacar a flote particulares emociones, lo aprendí con muchísimos maestros, incluida mi maestra argentina. Creo que en ese sentido el lenguaje sí es universal porque estamos hablando del sentimiento humano, entonces es algo donde todos nos podríamos sentir identificados de alguna manera.

MD’B: “Amor Dividido” es un nombre muy fuerte y además tiene mucho que ver con Gabriel, que es el personaje a quien das vida en esta telenovela.

FA: Así es. Es una historia en donde realmente el público va a poder generar empatía con muchísimos de los personajes, porque son muchísimas las historias que se cuentan. Particularmente, en la historia Gabriel es el hijo del antagonista que es Arturo Peniche; es un personaje que es homosexual, que quiere contarle a su padre su preferencia y él lo rechaza totalmente, entonces a partir de ahí empieza un conflicto interno dentro de Gabriel por lo que él siente y está totalmente seguro y no tiene duda alguna, frente a la reacción de su familia ante ello. A partir de ahí empiezan a haber diferentes conflictos. Hay  un conflicto muy importante que vive el personaje que no quisiera adelantarlo ahora, pero es un conflicto muy fuerte que lo hace debatirse entre el amor propio, el amor de su familia, el amor de su pareja, entonces yo insisto que estoy completamente con Angelli Nesma por confiar en mí para interpretar un personaje con estas características que tiene diferentes emociones; es un personaje que maneja diferentes emociones, matices, que por momentos incluso diría muy oscuras y entonces realmente tiene muchas aristas. Para mí como actor es muy enriquecedor interpretar un personaje así por la cantidad de matices que tiene, la cantidad de aristas que me otorga a mí para poder trabajar.

MD’B: ¿En qué te pareces a Gabriel y en qué no te pareces?

FA: Me recuerda mucho a una versión mía cuando era chavo, que tenía 21 o 22 o 23 años, por esa manera de que el sentimiento parece que es eterno y sin embargo tarde o temprano termina teniendo una solución el problema; pero esa sensación del sentimiento eterno de creer que jamás se va a solucionar una circunstancia que es algo que a lo mejor yo lo vivía entrando en los 20 años, es algo en lo que yo me podía sentir identificado.

MD’B: ¿Qué le aprendes a Gabriel?

FA: El valor de implantar sus ideales por sobre todas las cosas. Tiene un gran valor en un determinado momento de la historia para sacar su vida adelante más allá de las circunstancias, más allá de cuán doloroso pueda llegar a ser lo que te está sucediendo y aún así pararte y ponerle la otra mejilla a la vida.

MD’B: ¿Qué les dirías a los padres que son como el de Gabriel y qué les dirías a todas esas personas que no son capaces de salir del closet?

FA: Que esa originalidad no se discute. Para mí no tiene discusión la originalidad; cualquiera sea tu preferencia sexual, o cualquiera sea tu elección de profesión, porque también pasa con muchos artistas que se dedican a esto y por x o y razón los padres también generan un juicio de que es una profesión o poco seria o la cantidad de barbaridades que se dicen. Creo  que lo que les diría que no les importe nada, incluso de lo que opinen de sus gustos o de sus cosas, porque realmente en esta vida estamos de paso, entonces sentirte mal por algo que uno elige, que uno prefiere, que uno ama, me parece totalmente absurdo; así sea quien esté del otro lado y no lo acepte, sea un padre, sea familia, sea quien sea, la pasión y el amor para mí no se discute. Entonces lo que les puedo decir es que sientan lo que sientan, no dejen de hacerlo, porque insisto que en esta vida estamos de paso y siento que cada día que sucede con esta circunstancia mundial que estamos viviendo más nos damos cuenta todavía que esto es totalmente efímero.

MD’B: ¿Por qué el público tiene que ver “Amor Dividido”?

FA: La tiene que ver porque van a ver muchísimas historias en las que se van a poder sentir identificados en todas las edades. Tienen que verla porque es una historia que vale la pena ver.

MD’B: ¿Qué es lo que diferencia a “Amor Dividido” de las demás telenovelas que se han hecho?

FA: Creo que ninguna historia es igual. Podrá ser igual el género, muchas cosas, pero la esencia de las historias nunca es la misma como tal.