El físico británico perdió la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica, padecimiento que presentó desde que era muy joven

Por: Ignacio Badillo

Mediante un comunicado, los hijos de Stephen Hawking (Lucy, Robert y Tim) expresaron lo siguiente:  “Fue un gran científico y un hombre extraordinario, cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años. Su coraje y persistencia con su brillantez y su humor inspiraron a personas de todo el mundo (…) Una vez dijo: ‘No sería un gran universo si no fuera el hogar de las personas que amas’. Lo extrañaremos”.

Lo anterior, luego de que, alrededor de las 21:00 horas del martes 13 de marzo, el físico, astrofísico y divulgador científico falleciera, causando conmoción entre las personas que conocían y admiraban su trabajo. Hawking destacó desde muy joven y saltó a la fama tras la publicación de su libro “Breve Historia del Tiempo” (1988), del cual, hasta la fecha, se han vendido millones de ejemplares. A pesar de que desde los 21 años su cuerpo quedó inmovilizado debido a la esclerosis lateral amiotrófica, eso no le impidió que, a lo largo de más de 50 años, hiciera grandes aportes al mundo de la ciencia, sobre todo, enfocándose en su principal objeto de estudio: Los Agujeros Negros, de los cuales realizó grandes estudios y generó diversos datos de gran utilidad, mismos que ayudaron a comprender un poco mejor el universo desde sus orígenes con el Big Bang, teoría a la cual también realizó innumerables aportes de suma importancia. Es por ello que muchos lo consideran una de las mayores celebridades del mundo científico desde Albert Einstein.

“Solo somos una raza avanzada de monos en un planeta menor de una estrella muy normal. Sin embargo, podemos comprender el Universo”

Q.D.E.P.