Acusaron que los aviadores, al ser amigos y familiares de Gonzalo, son mantenidos por los mismos poblanos, pues no trabajan como el resto

Carolyne Rodríguez/@carolyne_rb

Con pancartas y al unísono de “auditoría y fuera Gonzalo”, trabajadores del área de alumbrado público afiliados al Sindicato Benito Juárez, exigieron la salida del líder gremial Gonzalo Juárez Méndez.

En este sentido, Susana Vidal, quien se ostenta como la nueva secretaria general de dicho sindicato, insistió que se le debe hacer una auditoría a Juárez Méndez por un desvío de recursos por más de 13 millones 141 mil 390 pesos de pesos anualmente para sus salarios, lo cual, tras 6 años, da la cantidad de 78 millones 848 mil 345 pesos.

También, acusó que en el área de alumbrado público hay 60 aviadores, entre familiares y amigos cercanos de Juárez Méndez a quienes pone a su servicio el líder gremial.

“Familiares, amigos, condicionados, extorsionadores, operadores y delincuentes electorales, a quienes los poblanos han mantenido sin que trabajen a lo largo de seis tortuosos años, ‘aviadores’ que lejos de desempeñar un trabajo y cubrir un horario laboral como el resto de los sindicalizados lo hacemos”, dijo.

 

GONZALO JUÁREZ, ACUSADO DE ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO POR 79 MDP

El pasado 4 de julio, trabajadores del Ayuntamiento que pertenece al Sindicato de Trabajadores “Benito Juárez” se manifestaron afuera del Palacio Municipal para denunciar a su líder Gonzalo Juárez Méndez por enriquecimiento ilícito, desde hace 6 años que ha estado al frente del sindicato, por un monto de 79 millones de pesos.

En este sentido, los quejosos acusaron que a los más de mil 800 trabajadores se les ha robado parte de sus cuotas sindicales durante el tiempo que lleva como secretario general del Ayuntamiento, Gonzalo Juárez, por una cantidad de 79 millones de pesos.

Sostuvieron que los sindicalizados entregan su cuota sindical de manera puntual todos los meses para actividades de capacitación, cultura, recreación y deportes, sin embargo, señalaron que no han recibido ningún beneficio.

Acusaron que el líder sindical no está cumpliendo con sus obligaciones impuestas en los estatutos sindicales al no convocar en tiempo y forma a las asambleas para rendir cuentas completas de manera detallada del estado financiero, por tanto, denunciaron que su omisión refleja la corrupción y opacidad en la que se conduce.