El canciller mexicano Marcelo Ebrard descartó que hubiera casos de coronavirus entre los pasajeros y precisó que la cancelación de dicho vuelo se debía precisamente a la prohibición de llegar a San Salvador y no por el Covid-19

Infobae

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, prohibió la entrada al país de un vuelo de Avianca proveniente de la Ciudad de México debido a que, de acuerdo con el mandatario, llevaría “12 casos confirmados de COVID-19” a bordo, aunque no ofreció ninguna prueba.

GOBIERNO DE EL SALVADOR CRITICA A LAS AUTORIDADES MEXICANAS DE SU FALTA DE PREVENCIÓN

Más temprano, había anunciado, también a través de redes sociales, que “la pista del aeropuerto de El Salvador queda cerrada a aviones que no sean de carga hasta nuevo aviso”. “Los aviones en camino deberán cambiar plan de vuelo”, aseveró. Unos minutos más tarde, la aerolínea confirmó que el vuelo en cuestión había sido cancelado y que ni siquiera había sido abordado. “Los pasajeros están siendo debidamente informados”, señalaron. La aerolínea colombiana también agradeció a Bukele por “alertar” sobre los supuestos pacientes con COVID-19 intentando abordar el vuelo, aunque no haya ofrecido ninguna evidencia para sostener sus declaraciones. “Estamos continuamente trabajando con las autoridades de El Salvador y demás países para mejorar los protocolos de sanidad de las operaciones aéreas”, concluyó Avianca. Después de que Bukele agradeciera a la aerolínea “por pensar en nuestro país, sus clientes y su tripulación”, el Canciller mexicano Marcelo Ebrard respondió directamente al presidente salvadoreño asegurando que la cancelación del vuelo se debía a que el mandatario centroamericano había prohibido todos los vuelos a San Salvador, la capital. Además, cuestionó la fiabilidad de los dichos de Bukele.