Huffignton Post

Estados Unidos anunció el jueves una serie de sanciones contra Rusia por su injerencia en la elección presidencial de 2016 y por varios ciberataques e intromisiones. El Departamento del Tesoro estadounidense impuso sanciones a 19 personas y cinco entidades de Rusia, incluidos los servicios de inteligencia de Moscú, por su intromisión en las elecciones estadounidenses de 2016 y ciberataques. “El Gobierno está confrontando y contrarrestando la actividad informática maliciosa rusa, incluido su intento de interferencia en las elecciones de Estados Unidos, ciberataques destructivos e intromisiones en infraestructura crítica”, señaló en un comunicado el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin. De acuerdo con el gobierno estadounidense, Rusia interfirió en la campaña presidencial de 2016 por medio del “hacking” y propaganda, una práctica que incluyó un intento de inclinar los comicios en favor del presidente Donald Trump, algo que tanto Trump como Vladimir Putin han negado. Los rusos adoptaron identidades falsas en internet para publicar mensajes divisivos, viajaron a Estados Unidos para recolectar datos de inteligencia y celebraron mítines políticos haciéndose pasar por estadounidenses, según el gobierno estadounidense.

Rusia prepara represalias Rusia prepara una respuesta ante las sanciones interpuestas por el gobierno estadounidense contra cinco entidades y 19 personalidades rusas, según un cable de la agencia AFP. El viceministro de Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, dijo que están analizando el tema y que están preparando “medidas de respuestas”. Para Ryabkov, las sanciones de Estados Unidos están “vinculadas” con las elecciones presidenciales rusas de este domingo, en las que Vladimir Putin espera reelegirse por cuarta vez. Con información de Reuters