En la ciudad de La Paz, Bolivia, un estudiante de enfermaría de a penas 27 años de edad fue detenido por las autoridades de dicho país por haber sido encontrado mientras cometía necrofilia

Por: Jesús Ignacio Badillo López

Un joven de 27 años de edad fue reportado ante las autoridades de la ciudad de La Paz luego de haber practicado necrofilia con una paciente que tenía pocas horas de haber fallecido. El acto fue realizado en las inmediaciones del Hospital de Clínicas y quien se percató de la acción fue el esposo (hoy viudo) de la víctima, mismo que golpeó al estudiante y lo dejó inconsciente.

Horas más tarde, cuando Grover (el estudiante) despertó, dijo no recordar nada de lo ocurrido antes de la golpiza, sin embargo las pruebas en su contra son claras y contundentes. A pesar de ello, la fiscalía general de La Paz no tiene dentro de sus delitos la necrofilia, por lo que su proceso legal será basado en los delitos de “actos obscenos” y “uso indebido de bienes del Estado” y, basados en estos delitos, al necrófilo se le podría imputar una pena de reclusión que va de los 3 meses a los 2 años.