Por: Ángel García

En un estudio que se realizó a 52 países para determinar los precios y las horas para comprar alimentos de origen animal que son, carne, pollo y pescado.

La empresa inglesa, Caterwings (dedicada a la preparación y servicio de alimentos), se dio la tarea de investigar el presupuesto de cada país respecto a la necesidad que tiene la población al adquirir carne y dicho producto presenta una variedad en su precio y por ende las horas que se debe trabajar.

Mediante un experimento social, la empresa inglesa se dio la tarea de comprar la carne de res, pescado, pollo, cerdo y cordero en las respectivas ciudades más grande de cada país.

En el estudio presentado, un trabajador mexicano que cobra su sueldo proporcional a las horas laboradas y de los gastos que tiene conforme a sus necesidades básicas y una de ellas es poder comprar un kilo de bistec, el mínimo presupuesto que debe contar es de 120 pesos aunado al tiempo que cubre en su trabajo es alrededor de 18 horas por lo menos.

Si bien el precio del pollo no es mucho el tiempo que debe trabajar en comparación a la carne de res y si se observa con el precio del pescado, los mexicanos resienten más a la hora de comprar este último producto.

En el Meat Price Index de 2017 de Caterwings, indica que un mexicano debe trabajar 32 horas para comprar un kilo y México sólo está por arriba de Egipto y Rusia en cuanto a los precios de estos productos.

“La desigualdad internacional existe, y como el mundo comienza a repensar las implicaciones de la globalización, este estudio demuestra claramente que los precios de los alimentos deberían estar en la agenda (internacional)”, mencionó la directora gerente de Caterwings, Susannah Belcher.

Con información de: Mientras Tanto en México