Infobae

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Jim Mattis, pidió este jueves a Turquía centrarse de nuevo en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés), en un contexto de fuertes tensiones por la invasión ordenada por Ankara en Siria para expulsar de allí a los kurdos.

En un encuentro el miércoles en Bruselas, sede de la OTAN, Mattis llamó al ministro de Defensa turco Nurettin Canikli a “centrarse en la campaña para derrotar al ISIS para impedir que cualquier vestigio de la organización terrorista se reconstituya en Siria”, dijo el jueves el Pentá- gono en un comunicado. La conversación tuvo lugar durante la tarde en paralelo a un encuentro de ministros de Defensa de los 29 países de la OTAN. Mattis recibió con frialdad a su par turco durante el tradicional apretón de manos ante las cámaras. Al final, no hubo declaraciones.

El responsable de la primera potencia militar mundial “reconoció la legitimidad de las amenazas que organizaciones terroristas representan para la seguridad nacional turca”, señaló el comunicado. Pero también “habló de la compleja situación de seguridad en Siria y del peligro que supondría para el conjunto de los aliados de la OTAN un resurgimiento del ISIS”, agregó el Pentágono. Ambos acordaron continuar su cooperación militar. Las relaciones entre Washington y Ankara, dos de las principales potencias militares de la OTAN, se tensaron tras la ofensiva lanzada por Turquía contra las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG) en el norte de Siria, que Ankara considera como “terroristas” pero que constituyen un aliado para Washington en la lucha contra el ISIS. De cara a allanar la tensión, el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson debe reunirse el jueves por la noche con el presidente turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan y, un día después, con el ministro de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu. Con información de AFP