César Rodríguez

Un fin de semana histórico en el Autódromo Miguel E. Abed, de Amozoc, donde se llevó a cabo la octava y novena fecha de la séptima temporada de la Fórmula E y la segunda carrera del E-Prix de Puebla.

Jornada llena de emociones, y en donde los pilotos salieron muy satisfechos con la pista en territorio mexicano que, a pesar de ser algo complicada, lograron dominarla para brindar un espectáculo de alto nivel a los espectadores que se dieron cita en Amozoc.

El brasileño Lucas Di Grassi, de Audi Sport, salió desde el octavo lugar para ganar el sábado la octava fecha del campeonato de la Fórmula E en la primera de dos carreras del E-Prix de Puebla.

Di Grassi se llevó la victoria gracias a que el alemán Pascal Wehrlein, de Porsche, fue descalificado por cuestiones técnicas después de haber dominado la carrera de principio a fin, incluso cruzó la meta en primer lugar, antes de conocer la determinación.

La segunda plaza fue para su coequipero, el alemán René Rass, y el tercer lugar fue para el suizo Edoardo Mortara, de Rokit Venturi.

En la novena fecha disputada ayer, el ganador fue Edoardo Mortara, de Rokit Venturi, quién se llevó 2 podios en su presentación en Puebla.

Además, Venturi logró entre la fecha 8 y 9 sumar 49 puntos para ponerse líder de Formula E con 72 unidades por delante de Robin Frijns. Antonio Felix da Costa, René Rast y Mitch Evans, quienes están empatados en el tercer lugar con 60.

René Rast, de Tag Heuer Porsche, se quedó con el segundo puesto, mientras que Nick Cassidy de Envision Virgin se quedó con el tercer lugar de la carrera dominical.

Durante las 2 fechas se contó con un aforo de 10 mil aficionados, todos ellos invitados por la categoría ya que los boletos fueron regalados con el único fin de que asistan las personas que estuvieron a pie de lucha durante la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19 en nuestro país.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA