Ante la obligatoriedad de presentar un Certificado de Seguridad Estructural, escuelas públicas y privadas de la ciudad de Puebla mantuvieron la suspensión de clases durante este lunes a espera de que cuenten con el documento expedido por Protección Civil y un Director Responsable de Obra para reanudar labores.

En un recorrido realizado por CENTRAL, se comprobó que diversas instituciones de renombre de la capital poblana no abrieron sus puertas a pesar de que este día ya lo podían hacer si contaban con el certificado.

Entre las escuelas que se mantuvieron cerradas estuvieron el Centro Escolar “Niños Héroes de Chapultepec” (CENHCH), el Benavente, los colegios San Ángel, Oviedo Schontal y Americano, la prepa Ibero, los planteles de educación básica y media superior de la Universidad Madero, así como los institutos Oriente de Puebla y Carlos Pereyra.

También no tuvieron clases las escuelas públicas como las secundarias federales, como la número 4, el Colegio de Bachilleres de Puebla, la Técnica 50 en Bosques de San Sebastián, así como en el Instituto Tecnológico de Huejotizingo.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) de Puebla, las escuelas públicas y particulares que inicien clases sin presentar el Certificado de Seguridad Estructural emitido por Protección Civil, serán acreedoras a una multa de hasta 400 mil pesos y la pérdida del permiso del funcionamiento.

Aunque hasta el momento no se ha confirmado la demolición, exalumnos de la escuela primaria “Leona Vicario”, ubicada en la 5 Poniente, escribieron mensajes de despedida en algunas de las bardas del inmueble.

Texto publicado originalmente por:Periódico Central