Las personas investigadas hicieron pública información sobre corrupción, contratos públicos irregulares, decisiones de salud pública y violaciones graves a los derechos humanos

Infobae

Un socio de la compañía Balam Seguridad Privada SA de CV, una de las empresas relacionadas con la venta del programa Pegasus a la extinta Procuraduría General de la República (PGR), fue perdonado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) luego de haber sido acusado de defraudación fiscal en 2014. Dos años después de que Rodrigo Ruiz de Teresa Treviño, socio de la empresa que vendió el malware espía, fuera acusado de haber declarado ingresos menores a los realmente obtenidos, fue perdonado por la misma dependencia. Así lo reveló una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). El 23 de octubre de 2014, la SHCP presentó una querella contra Ruiz de Teresa debido a que el empresario no declaró 1 millón 35.555 pesos en su declaración anual del Impuesto Sobre la Renta (ISR) 2011. Dos años después Hacienda solicitó el sobreseimiento ante el Poder Judicial. Este desistimiento de acción penal fue solicitado por el entonces subprocurador fiscal, José Ulises Gómez Nolasco.

El oficio enviado al juzgado señala que el empresario de 36 años de edad se comprometió a repartir volantes en restaurantes y bares para concientizar a los jóvenes de que paguen sus impuestos, según señaló la investigación. De acuerdo con distintos medios nacionales, en esa época el acusado figuraba como uno de los dueños de la franquicia de restaurantes El Costeñito, el cual tiene sucursales en 14 estados de la República. Con este castigo mínimo, se retiraron los cargos presentados en 2014. El MCCI recalcó que fue durante el gobierno de Enrique Peña Nieto cuando Hacienda perdonó el adeudo de Ruiz. El 4 de abril de 2016 el juzgado emitió una resolución tras la petición hecha por la SHCP, y otorgó el sobreseimiento con efectos de sentencia absolutoria. “Por consecuencia se declara extinguida la acción penal”, se lee en la resolución judicial. MCCI indicó que Ruiz no fue el único beneficiado con el perdón fiscal, pues hubo otros cuatro expedientes sobreseídos durante el sexenio del ex presidente priísta.

 “La SHCP, amparada en una resolución del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), se negó a informar la identidad de las personas beneficiadas”, apuntó la institución. El malware espía Pegasus fue comprado por la PGR, hoy Fiscalía General de la República, por USD 32 millones al Grupo Tech Bull, una filial de Balam Seguridad Privada. Los afectados por el espionaje fueron miembros de la sociedad civil mexicana, periodistas, líderes de partidos de oposición y funcionarios de organismos internacionales. Las personas investigadas hicieron pública información sobre corrupción, contratos públicos irregulares, decisiones de salud pública y violaciones graves a los derechos humanos.