POR MINO D’BLANC

Mike Sierra regresa a “La Voz… México” para buscar conquistar la edición 2017, después de que hace algunas temporadas participó en el equipo de Miguel Bosé.

En la edición del domingo pasado, demostró que el rock es su fuerte y que tiene todo el deseo, talento, presencia escénica, musicalidad y voz para poder ganar.

Platicamos con él, gracias a las finas atenciones de la licenciada Olivia Flores, de Televisa.

MD’B: Y no quitas el dedo del renglón por conquistar “La Voz… México” y de defender a capa y espada tu bandera que es el Rock.

MS: Básicamente no es así de que yo buscara regresar. Casi casi ahora me volvieron a invitar y accedí a la invitación y pues en realidad no ha sido una insistencia tanto de mi parte; tal vez es una buena relación con la gente de Televisa y la producción. La otra vez me invitaron nuevamente, pero no pude. Tengo una academia de música y este año pudimos encontrar este espacio para poder estar y compartir eso. El Rock ha sido algo que he hecho durante mucho tiempo, realmente con una línea, una honestidad que verdaderamente me atrae. Encuentro música buena en todos los géneros; para mí los géneros son como los países: no existen fronteras, ni mucho menos murallas.

MDB’: ¿Por qué decidiste por Laura Pausini?

MS: No era fácil la decisión. En realidad, todos se portaron buena onda, me dijeron buenas palabras. En el caso de ella, ha de entender lo que hago de combinar el Rock con lo Clásico. En “Sierra Roja” que es un concepto musical que tenemos, como mi esposa es pianista de clásico, básicamente combinamos lo que el bagaje del Rock y yo la influencié en este tema. Montamos varias canciones, la mayoría de ellas en italiano. En una sola canción hacemos un Mashup orgánico; juntamos las dos piezas y se hace divertido el Clásico y al mismo tiempo el Rock con todos sus tintes.

MD’B: Entonces, desde tu primera participación que fue en la segunda edición, te han estado invitando a regresar. Eso significa que has gustado al público por tu talento.

MS: Ha sido como esporádico; en algunos casos me han llamado y les he recomendado gente para que entren. Pasa algo que es muy controversial en la industria de la música. Bosé decía que para entrar a estos medios musicales, es un marco muy chico donde uno tiene que bajar la cabeza y levantar los pies. En este sistema que le llaman batallas es una lucha y es como una guerra de egos con humildad. Los géneros son complicados; no puedes competir. Al final gana lo más popular, en este caso es el Regetón, pero no es lo que más exige vocalmente. Yo lo veo como un juego muy divertido en el que se exponen los trabajos de cada quien. Es como una feria cultural en la que la gente puede ver mucho talento, muchas voces que hay en nuestro país. Me parece una serie de escaparates.

MD’B: ¿Por qué vivir en Puebla?

MS: Mi esposa, que es pianista y es poblana, y yo compramos una academia que ya llevaba 15 años. La gente viene a aprender todo tipo de instrumentos, hasta canto. A mí me pareció muy interesante, además de que Puebla es una ciudad muy linda. Yo puedo ir y venir de CDMX y es una especie de base cercana. Para mí, la verdad, Puebla me parece una maravillosa ciudad con un desarrollo increíble y con gente increíble. Mi academia se llama “Entertalent” y está ubicada en la calle Huamantla No. 14, colonia La Paz.

MD’B: ¿Por qué Mike Sierra debe ganar “La Voz… México”?

MS: En realidad no es un tema de ganar. Lo que ganas más allá de todo, son buenas relaciones, exposición y que la gente me siga contratando mi show. Que la gente conozca tu trabajo eso aporta para ello; si eso me genera más exposición, que venga, bienvenido. Mi búsqueda principal es en primera eso, agradeciendo la invitación de la producción. El tema yo se los propuse, se los pedí, porque es algo que hago en mis shows. La vez pasada me tocó hacer una batalla con René Torash; él tenía una banda que se llamaba “Sistema” que yo siempre escuché desde niño. Cuando me tocó enfrentarme a él, me generó una especie de conflicto. No me dio nada de felicidad el haber generado una lucha en ese sentido, pues porque también hay mucho duelo, mucha crueldad en todo este sistema. Yo escuchaba sus canciones. Han pasado mucha gente muy valiosa y los coaches no se dan la vuelta. Pienso que “La Voz… México” es un tema circunstancial. La voz es un aparato orgánico que de repente te cansas, te enfermas; en el programa hay mucha exigencia de tiempos. Entras a las 7:00 de la mañana, sales a las 12:00 de la noche. Me gusta compartir canciones complicadas y aprenderles a los grandes de la música y ese tipo de cosas como las arias de Ópera que son difíciles de cantar, como también es difíciltocar y cantar al mismo tiempo. Es circunstancial el resultado; depende del público, la cultura, los coaches, a dónde quieren dirigirse, moverse. Hay gente que no conoce o aprecia muchas cosas, como puede ser una voz capretina, que surge de un tipo de vibrato que parece al de la cabra. Hay un sinfín de factores, de los cuales estamos poniendo en tela de juicio. Más que eso, “La Voz… México” me parece una especie de oportunidad para que haya mayor apertura cultural para que la gente conozca mucho más géneros, más voces, mas formas de interpretar.