Reiteró que no iniciará una cacería de brujas, sin embargo, de encontrar alguna anomalía, lo reportará a las instancias correspondientes

Carolyne Rodríguez/@carolyne_rb

El virtual ganador de la elección para presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, aseguró que realizará el proceso de entrega recepción sin ningún revanchismo político y apegado a derecho.

Durante su primera declaración, luego de que los resultados del PREP confirmaran su triunfo, informó que todo el proceso correspondiente será apegado a derecho, pero de encontrar alguna anomalía acudirá a las instancias correspondientes para que éstas actúen.

Asimismo, descartó que su llegada al Ayuntamiento lo proyecte para buscar la gubernatura en 2024, sentenció que él, al igual que su equipo de trabajo, se mantendrán ocupados en el periodo que les toque gobernar.

“Estaré enfocado a trabajar y, le advierto a mi equipo, que no permitiré ninguna distracción, ahorita, ni en los primeros años de mi gobierno. Habrá momento después, pero ahorita no es el momento, vamos a enfocarnos para lo que la gente nos eligió”, dijo.

Agregó que una vez que la autoridad electoral le haga entrega de su constancia, iniciará su trabajo, previo al 15 de octubre.

Celebró que se haya logrado la recuperación de la ciudad en los comicios del domingo, hasta con 20 puntos de ventaja, sobre los resultados que el PREP está arrojando, con más del 90 por ciento de actas computadas, adelantó que el reto no será sencillo por ello no esperará a entrar en funciones en octubre, sino que iniciará con los acuerdos para mejorar la economía en la entidad.

“Por ahora tengo que esperar que la autoridad electoral desahogue el calendario. Por lo que estaré a la espera de recibir de la autoridad electoral la constancia que me acredite como alcalde para el próximo trienio”, dijo.

Añadió que será respetuoso con los plazos para dar a conocer quiénes serán las figuras que formen su gabinete.

Finalmente, convocó a la suma de todos los esfuerzos sin ver colores de partidos, a los trabajadores, iglesias, campesinos, empresarios, presidentes auxiliares, transportistas y taxistas, para lograr este reto ciudadano.