Esta pequeña Luna de Saturno, con apenas 500 kilómetros de diámetro, podría albergar vida debajo de esa gruesa capa de hielo que la cubre.

La noticia fue causa de revuelo y sorpresa para todos los interesados en el espacio y la vida fuera de la tierra. La sonda Cassini descubrió en 2005 que esta Luna tenía en su superficie hielo, además de partículas de agua semisolidificada que eran expulsadas por la parte del hemisferio sur, pero la cosa no queda ahí.

No fue hasta hace unos días que también se detectaron partículas de dióxido de silicio e hidrógeno molecular, lo cual afirma que debajo de esa gruesa capa de hielo, existe un océano que, seguramente, abarca toda la superficie lunar y este surge gracias a la casi comprobada existencia de fuentes hidrotermales; esto cobra fuerza con que, en el Planeta Tierra surgen las mismas partículas de dichas fuentes.

Debido al bajo presupuesto otorgado a agencias encargadas de la exploración espacial, no se tiene planes a corto plazo de estudiar con más detenimiento esta impresionante Luna, sin embargo, es una buena opción para empezar a buscar vida fuera de nuestro planeta y dentro del Sistema Solar.

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que realmente pueda haber vida en ese gran océano? Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios y opiniones.