Cristian Manjarrez

En la región de Cholula, hay reservas ecológicas y áreas boscosas que, en esta temporada de verano, son susceptibles a los incendios. Las faldas del volcán Popocatépetl y el Cerro Zapotecas están en la cúspide de la lista de casos, que cada año resta superficie verde a estos pulmones naturales. Autoridades de Protección Civil aseguran que los descuidos humanos son el principal factor que propicia los incendios. Y eso se debe a que visitantes, pobladores de la zona y hasta campesinos, tienden a aventar colillas de cigarro al aire libre o dejar artefactos que pueden desencadenar la presencia de fuego. También hay quienes no apagan correctamente las fogatas que llegan a realizar, ya sea como una manera de diversión o también por quema descontrolada, que en algunos casos, ocasiona incendios que dañan superficies. Trabajadores que laboran contrarrestando incendios cuentan que, en la temporada de sequía o de calor, es cuando más reportes atienden. Señalan que, para iniciar un incendio, sólo se requiere de unos segundos, y para abatirlo, pueden tardar horas y hasta días. Por ello, exhortan a la población ser cuidadosa al visitar áreas boscosas o reservas protegidas, porque el menor descuido, propicia uno mayor y eso es lo que generalmente sucede en este tipo de áreas, donde cada año pueden rebasar la estadística de más de 20 deflagraciones.