Huffignton Post

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) anunció este jueves que las elecciones que estaban previstas para el 22 de abril se aplazarán para la segunda quincena de mayo. “Se propone que se realicen de manera simultánea las elecciones para presidente” y los consejos legislativos regionales “en la segunda quincena del mes de mayo de 2018”, según un acuerdo entre el gobierno y el opositor Henri Falcón, avalado por el CNE. La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, acusada por la oposición de servir al gobierno, aseguró que “con este acuerdo se ratifica que en Venezuela se elige a nuestros líderes y representantes con las más amplias garantías constitucionales y democráticas”. Para la región ha sido un proceso electoral atípico, primero con la decisión de la Asamblea Constituyente, cercana al presidente Nicolás Maduro, de adelantar las elecciones presidenciales que estaban previstas para fin de año. La decisión de la Asamblea Constituyente fue criticada por catorce países del Grupo de Lima, incluido México, que consideraron que “imposibilita la realización de elecciones presidenciales democráticas, transparentes y creíbles, conforme a estándares internacionales contradice los principios democráticos”.

Petro, el último recurso de Maduro en Venezuela

Lucena, por su parte, confirmó que el cierre de la inscripción de candidaturas concluye este jueves, lo que deja entrever que los comicios se realizarán con los seis candidatos que están ya inscritos, Maduro, Falcón y otros cuatro postulantes prácticamente desconocidos.