Omar Sánchez

Cada año, días previos al 15 de agosto se celebra en la mayoría de las iglesias de San Pedro Cholula, la Asunción de María, celebración católica que recuerda el tránsito de la Virgen María al Cielo, por lo que se realizan las tradicionales “acostaditas”, alfombras y coronación de la Madre de Jesús. La titular de Turismo Municipal, Graciela Herrera Tochomi, narró que San Pedro Cholula no está exento de las celebraciones marianas, por lo que, desde el 13 de agosto, en algunas iglesias comienzan las celebraciones en honor a Santa María de la Asunción, principalmente, en los templos del barrio de Santa María Xixitla, el Santuario de Tzocuilac y en la junta auxiliar de Santa María Acuexcomac. “El tránsito de María habla sobre el proceso de dormición de la Virgen María hacia el cielo, en muchos de los barrios de Cholula inicia el día 13 y culmina el 15, el 13 acostumbran a elegir entre las hijas del barrio a una señorita o una niña que sea la madrina para que la corone a la Virgen”, dijo Herrera Tochomi. En ese tenor, detalló que, una vez que los feligreses van por la madrina a su casa, de ahí se hace una misa en el templo para, posteriormente, acostar a la imagen de la Virgen María sobre una cama, misma que es adornada con flores y frutas de temporada como manzanas, duraznos y peras. Una vez realizada la representación de la dormición de la Virgen, el 14 se comienza con la elaboración de alfombras con materiales que van desde aserrín, semillas, joyería, arena, dulces y flores, salvo en el barrio de Santa María Xixitla, donde la alfombra es a base de flores.   “Ya depende de cada barrio, pero hacen una alfombra en honor a la Virgen María, generalmente, estas alfombras se hacen durante el transcurso de la mañana del día 14 para que, en a partir de las 10 de la noche, comiencen las misas de levantada. Es cuando la madrina va y simula el momento en que se levanta la Virgen y despierta de su sueño, para comenzarla a adorar”. Sin embargo, en el ex convento de San Miguel, la Capilla Real de Naturales y en la Parroquia de San Pedro Apóstol, son los templos donde no se realizan ceremonias en honor a la Virgen de la Asunción. “Todos los cholultecas visitan las iglesias y las alfombras, al mismo tiempo, adoran a la Virgen María, que, se supone, sube al cielo y es coronada por Dios y Jesús”, concluyó.