Afirma que de ganar la contienda van a investigar pero no habrá venganza política

 

Marisol Córdoba 

 

El aspirante ala gubernatura, Luis Miguel Barbosa Huerta afirmó que en Puebla se trató de exhibir una modernidad a través de la corrupción, deudas públicas y fideicomisos ocultos con “impudicia política”y que en caso de que Morena gane la elección de 2018, habrá una investigación, pero no una venganza política.

 

Barbosa aseguró que, en las encuestas va 4.2 puntos por arriba de Martha Erika, según la empresa Massive Caller quien realizó el estudio vía telefónica,  además añadió que Moreno Valle, que ahora gobierna a través de Tony Gali, busca preservar el poder a través de su esposa.

 

Así lo indicó en conferencia de medios junto con la dirigencia estatal, donde aseveró que ahora “una voz dulce quiere venir a engañar y resolver los problemas de Puebla”, en clara alusión a la precandidata del partido oficial en el gobierno, Martha Erika Alonso.

 

Durante la rueda de prensa el líder estatal afirmó que en el municipio de Zacapoaxtla les bloquearon el permiso, y tras varios intentos se los dieron más lejos; además, se indicó que el precandidato presidencial no tendrá un resguardo de seguridad, ya que es la ciudadanía la que lo hace y no es necesario que alguien más lo haga, expuso.

 

Junto con el dirigente estatal de Morena, Gabriel Biestro y el precandidato al senado, Alejandro Armenta, dio a conocer la gira en el interior del estado del precandidato a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador por el Frente Juntos Hagamos Historia (Morena, PT y PES) del dos al seis de febrero como se informó de manera Puntual.