En el primer bimestre de 2017, en el estado de Puebla hubo 54 ejecuciones vinculadas con el crimen organizado, 3.8 por ciento más respecto a las registradas en el mismo periodo de 2016; a nivel nacional, estos ilícitos aumentaron 58.6 por ciento.

Lo anterior de acuerdo con el Semáforo de Ejecuciones, elaborado con datos de Lantia Consultores, que precisó que en la entidad poblana durante enero-febrero de 2016, sumaron 52 homicidios relacionados con el crimen organizado.

Por su parte, en el territorio nacional, en el período enero-febrero, 2 mil 671 personas fueron ejecutadas, mientras que el año anterior la cifra fue de mil 684.

Tan sólo en el segundo mes de 2017, en Puebla hubo 34 incidentes de este tipo, por lo que respecto a enero significó un incremento del 70 por ciento, ya que en ese mes sumaron 20 casos.

En febrero, Puebla es lugar 13 nacional

Con los 34 casos de febrero, la entidad poblana se colocó en el lugar 13 a nivel nacional, esta cifra representó el 2.5 por ciento de las mil 332 ejecuciones del crimen organizado en el país en dicho mes.

En tanto, las entidades con mayor incidencia en el segundo mes fueron Guanajuato, con 142: Veracruz, con 137; Guerrero, con 128; Michoacán, con 123 y Baja California, con 80. Los cinco estados concentraron el 45.7 por ciento del total nacional.

Al contrario, entre los estados con menor número de ejecuciones del crimen organizado estuvieron Aguascalientes (2), Campeche (4), Hidalgo (6), Tlaxcala (6) y Yucatán (6).

En el caso de Hidalgo y Tlaxcala, pese a ser de las entidades con más baja incidencia, ambos tuvieron un incremento del 100 por ciento, ya que durante enero no registraron homicidios de este tipo.