*Gráficas de Causa en Común* 

Por: Eduardo Sánchez

El estado de Puebla se encuentra entre los tres primeros lugares de desarrollo policial y cumplimiento de ley a nivel nacional, sin embargo, la mayoría de uniformados están de acuerdo en que hay corrupción dentro de su corporación y entre sus principales funciones está hacer encargos personales.  

La organización ciudadana Causa en Común realizó una investigación en el marco del Programa de Acompañamiento Ciudadano al Desarrollo Policial, donde se entrevistaron a 12 funcionarios de seguridad pública y policías; entre los principales resultados, el 40 por ciento de los uniformados respondió con un ‘Sí’, al preguntarles si consideran que hay corrupción en su corporación.  

El 31 por ciento de ellos respondió de manera negativa y el 29 por ciento declaró desconocer esta situación. Asimismo, del 40 por ciento que respondió afirmativamente, considera que este asunto se da principalmente en los altos mandos, además, reconocieron que entre las principales peticiones de sus superiores se encuentran, hacer encargos personales, encargos a familiares de sus superiores, así como asistir a mítines políticos y votar por algún candidato en particular.  

Mala imagen ante la sociedad  

Por otro lado, la mayoría de uniformados perciben que la sociedad tiene desconfianza en ellos y muy pocos valoran a la policía.  

Concretamente, el 72.9 de los entrevistados considera que la sociedad les tiene desconfianza; 21.2 por ciento no lo ve así y el resto se mantiene ajeno a esta cuestión.  

Tercer lugar en desarrollo policial  

La entidad poblana ocupa el tercer lugar a nivel nacional en el índice de desarrollo policial de la organización, con una calificación de -25. La escala se maneja de forma negativa para evidenciar el incumplimiento de la ley y va desde -100 hasta 0, donde éste último es la mejor calificación.  
La media nacional se encuentra en -41 y la entidad con mejor calificación es Baja California con -22, seguida de Morelos con -23 y

Puebla con -25.  

Para obtener la calificación se valoran cinco aspectos: La carrera policial, profesionalización, régimen disciplinario, certificación y seguridad social, éste último fue el peor calificado en la entidad, con un resultado de -55 puntos.