La donación de órganos no forma parte de la cultura mexicana. Actualmente cerca de 22,000 personas están en espera de un órgano

Infobae

A propósito del Día Mundial del Trasplante que se celebra hoy, 27 de febrero, especialistas de la Universidad Nacional de México han dado a conocer datos que apuntan a que el país está lejos de satisfacer la demanda de trasplantes de órganos y tejidos. El informe refiere a cifras del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA) de la Secretaría de Salud, según las cuales en 2018 se realizaron 7.583 transplantes en el país, pero hay más de 21.800 personas en espera de un órgano o tejido que salve su vida. El hecho de que la demanda triplique la oferta es un referente de que en México, la donación de órganos no forma parte de nuestra cultura.

Desde hace años, investigadores de la UNAM han señalado que la educación y las leyes sólo son una parte del problema, la otra son los recursos y la infraestructura. En 2015, un informe de la institución aseguró que incluso si hoy se duplicaran los donadores, esto de poco serviría porque no existen los suficientes cirujanos especializados ni las instalaciones requeridas. Por si eso fuera poco, la economía juega un importante rol, pues las personas que se someten a este procedimiento quirúrgico por lo general necesitan un costoso tratamiento inmunosupresor, a veces por el resto de su vida. “No sólo se trata de la disponibilidad de órganos, también se tendría que formar a más cirujanos, construir hospitales y determinar de dónde saldrán los recursos económicos”, advirtió en aquel entonces José Dante Amato, catedrático de la universidad.

MÉXICO, PAÍS SIN ESPECIALIDAD EN TRASPLANTES

Cuatro años después el panorama en México es más o menos similar; el país no cuenta con una especialidad en trasplantes aun cuando es sabido por la comunidad médica que para estos procesos se necesitan doctores con una sólida formación y especialidades, dependiendo del órgano o tejido a tratar.