Víctor Gabriel Chedraui renunció a su militancia priista para ser precandidato del Partido Social de Integración (PSI) a la presidencia municipal de Puebla. Cabe señalar que el último cargo que tuvo fue el de secretario General del Comité Directivo Estatal del PRI.

Cuentan que Gabriel Chedraui se llenaba la boca señalando a diestra y siniestra a quienes le eran incómodos y, a su vez, dejaba soltar rumores sobre posibles traiciones al seno del partido, afirmando que había filtraciones de información al morenovallismo y que por eso no se podían consolidar las estructuras del partido.

Pretextos puros de un individuo que veía a todos por arriba del hombro.

Hoy con su nueva aventura política, que no es más que hacerle el caldo gordo al morenovallismo, a través de uno más de sus partidos satélites, se confirma que el verdadero quintacolumnista, por no decir traidor, era precisamente él.

Para el PRI esto debe representar dos noticias, una buena y otra mala. La buena es que va depurándose de rémoras que sólo viven del partido y la mala es que no se sabe cuanta información filtró y filtrará tan adusto sujeto.

¿De qué tamaño habrán sido las traiciones de Víctor Gabriel Chedraui?

Una de las habilidades que tiene el ex gobernador Moreno Valle es saber cooptar por la buena o la mala a quienes puedan dividir a sus adversarios.

El PRI ha sido uno de sus principales deudos; el dicho de que sólo el PRI, puede vencer al PRI, está más que comprobado. Por ejemplo: Fernando Morales Martínez, José Alarcón, Víctor Hugo Islas, Mario Rincón, entre otros.

A todo esto, hay que sumarle las traiciones que se dan en la absoluta secrecía y pactos inconfesables.

Pobre PRI, le aplicaron la misma que durante décadas aplicaba a los partidos opositores; el espionaje, prebendas, chantajes, amenazas y un sinfín de lindezas fueron aprendidas bien por sus ex militantes.

Dicen que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo. Tal parece que ese será el papel que jugará en otra trinchera la ex panista Violeta Lagunes, quien por cierto se dice será la candidata de Morena a la alcaldía poblana y que muy en su particular estilo ha declarado de manera beligerante contra la precandidata del PAN, Martha Érika Alonso.