Los FC Bravos Juárez visitarán a los poblanos en la fecha 4

Por: Ada de los deportes / @AXanat83

Foto: Cortesía Agencia IQ Sports

Acompañada por el frente frío que azota a la República Mexicana, la “guarida del lobo”, el Estadio Universitario de la BUAP lució como una congeladora en el partido de la fecha 2 de la Copa Corona MX entre universitarios: Lobos BUAP y los Pumas UNAM, quedándose los 3 puntos en la bolsa de los poblanos.

El ingrediente principal de este cotejo fueron los 250 partidos con la casaca universitaria que cumplió el defensor canterano César Eduardo Cercado Luna “Loko”.

Una primera mitad en la cual los licántropos, dirigidos en este duelo por Daniel “Borita” Alcantar, Auxiliar Técnico de la manada (por la suspensión de Rafael Puente), impusieron condiciones teniendo el balón en su propiedad y presionando a los de David Patiño.

Pero, la esférica comenzaba a pasearse de un extremo a otro de la cancha terminando primero en los pies de Brian Figueroa de los universitarios capitalinos cuando disparó cruzado a la cabaña de Jorge Villalpando, pero este estiró la pierna para desviar el esférico: después, vendrían los universitarios poblanos quienes se acercaban a la cabaña defendida por Bernabé Magaña quien quedó  mano a mano con el lobezno Irven Ávila, pero despejó el intento, para mantener la igualada en el marcador.

Otro intento más llegaría por parte de los de la Máxima Casa de Estudios de Puebla de los botines de Carlos Morales que la mandó por un costado.

Las últimas jugadas manifiestas de gol, una al 40’ por parte de Roberto Ramírez mandando su disparo por encima del travesaño pasando muy cerca de él y por parte de los de casa, sería Rodrigo Godínez quien se perdió el primero de la manada, que derivó a que el “par de roscas” prevaleció hasta el medio tiempo.

Los segundos cuarenta y cinco minutos fueron dominados por los felinos, al encontrar mayores espacios para meterse a zona poblana y tocar la puerta inmediatamente, con el  tiro de José Robles que le pegó sin mucha fuerza, jugada que animaría a los de la Máxima Casa de Estudios del país a seguir intentando constantemente.

Hasta los 62 minutos, el guardameta de la visita tuvo una gran intervención metiéndole el cuerpo al disparo de Carlos Morales para alejar el gol.

El empate se rompió al 85’ con la “diana” de Juan Carlos García Sancho al anotar con la testa el 1-0 para los licántropos gracias a que el felino Kevin Escamilla desviara el balón a su portero al tratarla de alejar y después, a los dos minutos, Irven Ávila recupera el balón y anota el 2-0 quitándose al portero, a los 87’, decretando así el triunfo lobezno.

Será el próximo martes 6 de febrero que los licántropos paguen la vuelta ante FC Juárez correspondiente a la fecha 4 en punto de las 9 de la noche.